Tras su reciente triunfo en la segunda vuelta electoral, Daniel Noboa Azín, de la alianza ADN, ha sido reconocido, tanto a nivel nacional como internacional, como el presidente más joven de la historia del Ecuador. Incluso se asegura que sería el presidente más joven de toda Latinoamérica.

Sin embargo, esto ha generado debate, pues muchos señalan que el empresario de 35 años no debería ser catalogado de esta manera. De hecho, algunos historiadores coinciden en que Juan José Flores, el primer presidente del Ecuador, sería el mandatario más joven de la historia, puesto que asumió este cargo a la edad de 30 años.

No obstante, para aclarar la controversia es necesario remontarnos a 1830 cuando se creó la República del Ecuador tras la independencia y separación de la Gran Colombia.

Publicidad

El niño que creció entre campañas electorales ahora es presidente de la República

Melvin Hoyos, historiador y arquitecto ecuatoriano, indica que Juan José Flores no sería el presidente más joven, pues su nacionalidad era venezolana. “En ese entonces no existía tal cosa como la nacionalización, el hecho de que Flores se casara con una ecuatoriana no quiere decir que eso lo hizo ecuatoriano”, indica.

Daniel Noboa es el nuevo presidente electo del Ecuador.

Además, Hoyos argumenta que Flores no fue electo de forma democrática, como se acostumbra actualmente. El militar independentista fue designado como presidente tras la separación de la Gran Colombia, tras convocar una Asamblea Constituyente en la ciudad de Riobamba, pues los quiteños estaban inconformes con la gestión del gobierno de Bogotá. Según el sitio web de la Enciclopedia del Ecuador, a partir de este momento, Flores comenzó su mandato que duró hasta 1834. Posteriormente retomó el poder tras la presidencia de Vicente Rocafuerte, en 1839.

Estas son las diez propuestas más importantes que Daniel Noboa hizo durante la campaña

Por otro lado, Freddy Avilés, historiador, difiere con Hoyos. “El hecho de que Flores haya sido venezolano es relativo, lo que hay que tomar en cuenta es la Constitución de ese entonces y los requisitos que establecía para ser presidente”, asegura.

Publicidad

Avilés indica que si bien la Constitución de 1830 señalaba que el presidente debía tener una edad mínima de 30 años y ser nacido en Ecuador, también estipulaba que “quien haya prestado servicios excepcionales relacionados con la guerra de la independencia, también podía ser presidente”. Juan José Flores cumpliría con este segundo requisito, pues él era el comandante al mando de este distrito en el momento en el que se disolvió la Gran Colombia.

Si bien existen varios criterios con respecto a este debate, lo que sí es un hecho es que Daniel Noboa es el ‘presidente electo más joven desde el retorno a la democracia’, como afirma Avilés. El segundo es Jaime Roldós Aguilera, ya que cuando asumió su mandato tenía 39 años.

Publicidad