El Gobierno de Guillermo Lasso continúa con el proceso de designación de embajadores de cuota política o carrera diplomática.

A casi dos meses y medio de gestión, solo siete nuevos embajadores han sido designados, tras recibir el beneplácito y expedir el correspondiente decreto ejecutivo, pero aún no ejercen funciones.

En este grupo están los embajadores Óscar Orrantia Vernaza para Francia, Pascual del Cioppo Aragundi para España, Sebastián Corral Bustamante para Gran Bretaña, Roberto Illingworth Cabanilla para Uruguay.

Además, Roger Arosemana para la Santa Sede, Fernando Flores Vásquez para Panamá y Mauricio Efraín Baus Palacios para la representación en la Unesco (tiene decreto presidencial).

Publicidad

Más de $34 millones paga el Estado al año por remuneraciones y beneficios del personal en el exterior

A ellos se suma la única embajadora que ha sido ratificada en su cargo hasta el momento: Ivonne Baki, como embajadora de Ecuador en Estados Unidos (EE. UU.).

Ecuador cuenta con 44 embajadas alrededor del mundo y cinco representaciones en organismos internacionales, de ellas, 18 tenían embajadores o jefes de misión que eran parte de la cuota política en el gobierno de Lenín Moreno.

Esos 18 embajadores de cuota política estaban en Panamá, España, Chile, Santa Sede-Vaticano, EE. UU., Brasil, Bolivia, India, República Dominicana, Suiza, Reino Unido, Italia, Perú, China, Argentina, Cuba, Francia y El Salvador.

En lo que va del gobierno de Lasso, de acuerdo a información proporcionada por Cancillería, se conoce que falta por recibir el beneplácito para doce personas, y cuatro más ya han recibido el beneplácito, pero, mientras no se firmen los decretos ejecutivos, no se pueden hacer públicos.

La Cancillería prefiere no revelar con exactitud aún cuántas embajadas y consulados están sin embajador y sin cónsul, y tampoco quiénes son los postulantes que están a la espera del beneplácito.

Servicio exterior: Cerca de $400 000 bajó el gasto en sueldos e ingresos adicionales al mes

“El presidente Lasso está en proceso de designación, este proceso aún no finaliza; hasta que esto ocurra, no es posible dar esta respuesta. Una vez que concluya el proceso de designación sabremos con exactitud los funcionarios definitivos”, respondió la Cancillería.

Publicidad

Por la crisis económica que atravesó Ecuador en el periodo pasado, el Gobierno de Moreno implementó varias medidas de recorte de gasto en el 2020, entre esas, el cierre de varias representaciones diplomáticas: las embajadas en Etiopía, Nigeria, Bielorrusia, Argelia, Angola, Irán, Nicaragua y Malasia.

Y los consulados en Alicante, Mumbai, Viena, Bruselas, Valencia-Venezuela, Río de Janeiro, Tapachula, La Haya-Países Bajos, Montreal.

También propuso el retorno de 10 embajadores y 70 funcionarios del servicio exterior y el término de contrato de 75 funcionarios más en los países donde se encuentran las misiones. El proceso se desarrolló en varios meses y concluyó al final del mandato de Moreno, cuando regresaron todos los funcionarios de cuota política. El anterior Gobierno cerró con una cuota política que ascendía a un total de 54 funcionarios.

Con corte a abril del año pasado, el Estado pagaba más de $ 34 millones por remuneraciones y ajustes del costo de vida del personal en el exterior, que sumaba 610 personas: 373 distribuidas por grados jerárquicos o escalas, correspondientes a embajadores, ministros, consejeros primeros, segundos y terceros secretarios, expertos, entre otros; y los 237 restantes, que no están en ningún grado jerárquico y que corresponden a secretarias, choferes, mensajeros y otros.

Al 30 de abril de este año, la nómina del servicio exterior se redujo a 525 funcionarios, con una remuneración unificada mensual de $ 1′127.773,9 y un total de ingresos adicionales de $ 1′468.351,65. (I)