Tras las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos (EE. UU.), Antony Blinken, sobre las inversiones de China en otros países, la tarde de este martes 19 de octubre, en el Palacio de Carondelet; la Embajada de China en Ecuador calificó a dichas aseveraciones de “erróneas” y señaló que el Gobierno de ese país “abusa de su poder nacional para restringir a las empresas de otros países”.

El comunicado de un poco más de una carilla inicia explicando el modelo económico chino. “China aplica una economía de mercado socialista, que permite al mercado desempeñar un papel decisivo en la asignación de recursos, para que el Gobierno pueda jugar también un mejor papel. Las políticas industrial y crediticia de China son directivas, no prescriptivas. Las políticas de macrocontrol de China tienen correspondencia con todas las disposiciones de la Organización Mundial del Comercio. Con estas evidencias, se puede decir que las acusaciones de la parte estadounidense contra la parte china, durante la rueda de prensa, son infundadas”.

Luego, critica a la economía estadounidense y dice que el Gobierno de ese país interfiere en la misma y abusa de su poder, bajo el principio de “America First”.

“Irónicamente, EE. UU. dice que representa una economía de libre mercado; pero, de hecho, el Gobierno de EE. UU. nunca ha dejado de mantener una interferencia del Estado. Por ejemplo, en áreas como el internet, la biotecnología y el desarrollo del gas de esquisto, el Gobierno estadounidense ha apoyado a estos programas con inversión pública masiva para liderar su crecimiento. Para garantizar el principio de “America First”, el Gobierno estadounidense abusa de su poder nacional para restringir, por cualquier medio, a las empresas de otros países, inclusive a aquellas que pertenecen a sus aliados”, señala el comunicado.

Ecuador y Estados Unidos ratifican fortalecimiento de la cooperación bilateral en varias áreas

La embajada agrega que China siempre coopera con todos los países sobre la base de la igualdad, el beneficio mutuo, la reciprocidad y la ganancia compartida. “Estamos convencidos de que todos los países tienen la sabiduría para hacer sus propios juicios y tomarán decisiones basadas en los méritos del asunto en sí que beneficien mejor a su pueblo y a sus empresas”.

“Como socios estratégicos integrales, China y Ecuador han logrado una fructífera cooperación en todos los terrenos desde el establecimiento de relaciones diplomáticas, aportando beneficios palpables a los dos pueblos. Tenemos la convicción de que, bajo el liderazgo de los dos mandatarios y con los dos esfuerzos conjuntos de todos los sectores de ambas partes, el futuro de la cooperación chino-ecuatoriana será brillante y prometedor” concluye el comunicado.

En las declaraciones en Carondelet el martes 19 d octubre, Blinken expresó que la relación de Estados Unidos con Ecuador no se define por ningún tercer país, pero que los países que negocian con China sí deben tener cuidado con las inversiones en las áreas sensibles, porque “desgraciadamente”, en el caso de China, no hay separación entre empresas privadas y el Estado, cuando se trata de derechos humanos, privacidad y seguridad esto puede ser un gran desafío y es necesario tener el escrutinio necesario para que el país receptor y su pueblo estén protegidos. (I)