El defensor del Pueblo, Freddy Carrión, pidió disculpas al pueblo ecuatoriano y a su esposa e hijos por “el espectáculo que se ha dado al país” en torno a una acusación en su contra por abuso sexual, en un caso que se generó el 15 de mayo pasado.

Carrión hizo las declaraciones como parte del juicio político que realiza la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, por incumplimiento de funciones. Carrión ejerció de esta manera su derecho a la defensa dentro de este proceso.

Explicó que las disculpas las ofrece por haberse confiado y asistido a una invitación que le hiciera el exministro de Salud Mauro Falconí, y cuyo objetivo habría sido conseguir información relevante para sus funciones como defensor del Pueblo. Esta información habría estado relacionada con el manejo del proceso de vacunación en el gobierno de Lenín Moreno.

Dijo que no debió aceptar una copa de licor, porque estos hechos fueron los que le han llevado ahora a estar involucrado en un tema de abuso sexual. Recalcó que a los pocos minutos de haber comido unas alitas de pollo y haber tomado una copa de vino, ya no recuerda nada de lo que pasó.

Publicidad

Aseguró que presumiblemente en estas alitas de pollo o en el licor se le colocó alguna substancia que le afectó.

Sobre este tema, el presidente de la Comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio, recordó a Carrión que su médico familiar ha informado que cuando fue revisado no había ninguna substancia psicotrópica, pero sí alcohol en su cuerpo.

Durante la comparecencia, Carrión también aseguró que las imágenes que son de conocimiento público en el ascensor no demuestran dicho abuso. Aseguró que según las versiones y reclamos que hacía la esposa de Falconí en el ascensor, serían terceras personas las que realizaron la agresión sexual. Incluso mencionó que el propio exministro Falconí ha manejado tres versiones sobre el hecho.

Para Carrión, el proceso es parte de una persecución por ser un oponente político al gobierno de Moreno. Aseguró que se han forjado pruebas en su contra.

De acuerdo con el relato de Carrión, se había convertido en un personaje incómodo para el gobierno anterior, luego de la serie de denuncias de violación de derechos humanos que habría presentado por el manejo de las autoridades. Insistió en que su trabajo también ha estado relacionado con la defensa de los derechos de las mujeres.

También comentó que en su caso no se ha respetado el derecho de la presunción de la inocencia.

Publicidad

Posteriormente, hizo una relación de los hechos sucedidos con el hallazgo de $ 46.570 en la casa de Falconí. (I)