Hace pocos minutos la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, dio a conocer que los dos militares que fueron secuestrados el 26 de octubre en la comunidad de Pijal, en Otavalo, fueron liberados y en las próximas horas llegarán a sus hogares.

El proceso de liberación se dio por medio de la intervención de la Cruz Roja Ecuatoriana y del Consejo de la Cruz Roja Internacional, tras un pedido del Gobierno. “Este es un momento de alegría para nosotros”, dijo Vela.

Los miembros de las Fuerzas Armadas fueron secuestrados contra su voluntad por personas que participaban en las protestas en rechazo al Gobierno. Los militares se encontraban vestidos de civiles y prestaban atención logística, sirviendo alimentos a los uniformados que resguardaban el lugar.

En principio, la noche del 26 de octubre el ministro de Defensa, Luis Hernández, dijo que los militares fueron “retenidos” en el sector de Atahualpa, en el norte de Pichincha. Sin embargo, la ministra de Gobierno aclaró que el hecho se produjo en la comunidad de Pijal.

Minutos antes de conocerse sobre la liberación Vela anunció que, una vez que se consiguiera recuperar a los militares, el Gobierno impulsará las medidas de carácter legal para que se investigue y sancione el secuestro. (I)