La reunión preliminar entre representantes de segundo nivel del Gobierno y de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) concluyó sin acuerdos o definiciones, en el Palacio de Carondelet, la mañana de este 20 de agosto de 2021.

Por el lado del Gobierno asistió el subsecretario de Gobernabilidad, Juan Manuel Fuertes, y por parte de la Conaie los técnicos Lenin Sarzosa Santos y Apawki Illapa Castro Vaca; la dirigente Patricia Calderón; la asesora legislativa Blanca Chancoso; y Germánico Patricio Copara Llumiquinga y Sebastián Cabrera, delegados de la Ecuarunari, filial de la Sierra de la organización indígena.

Aunque también estuvieron representantes de otras organizaciones: Marco Ramiro Murillo Ilbay, técnico y asesor del Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos (Feine); Patricio Ortiz James, asesor técnico de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin); y Peter Calo Caisalitin, asambleísta por el movimiento Pachakutik.

Al término de la reunión, Chancoso manifestó que del Gobierno depende ahora establecer el día de una reunión oficial con la dirigencia nacional de la organización.

Publicidad

El Gobierno reitera que el 20 de agosto espera reunirse con la Conaie

En tanto, Fuertes señaló que el Gobierno tiene la voluntad para, desde el diálogo, verificar la posibilidad de acuerdos sobre diversos temas que forman parte de la preocupación de estas organizaciones, que la Conaie ha propuesto cuatro ejes temáticos: económico (combustibles), educación, salud y sector productivo.

En cuanto a la mecánica de la nueva reunión, el subsecretario informó que la Conaie ha propuesto una fecha antes de finalizar la primera quincena de septiembre y que no sea exclusivamente con la dirigencia, sino con dirigentes de otro nivel de diversas organizaciones, y esos pedidos serán trasladados al presidente Guillermo Lasso para que decida si los acoge o no.

“Daremos la propuesta oportuna ratificando la decisión del Gobierno de construir espacios de diálogo que permitan la expresión de voluntades discrepantes, siempre con el ánimo de encontrar soluciones desde el interés del pueblo ecuatoriano y a partir de la propuesta de gobierno planteada en las últimas elecciones”, agregó Fuertes.

El pasado miércoles, organizaciones sociales como la Conaie, la Feine, la Fenocín y el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), que aglutina a varias centrales sindicales, anunciaron la reactivación de llamado Parlamento de los Pueblos, que surgió durante las protestas de octubre del 2019.

Inicialmente, Lasso había anunciado que recibiría a la Conaie este viernes, pero la dirigencia pidió que se aplace el diálogo para el próximo martes 24 y que se permitiera la presencia de 100 delegados de diferentes sectores. El régimen no aceptó.

La decisión de la Conaie de enviar esta comisión de alto nivel se había tomado a altas horas de la noche del jueves, y en ese sentido, solicitaron a los dirigentes de las distintas organizaciones de Parlamento de los Pueblos que envíen a sus delegados, pero esto no ocurrió.

Publicidad

Ricardo Naranjo, presidente del Frente Popular, explicó que se dejó en libertad a las organizaciones sociales para que resuelvan enviar delegados para esta comisión de alto nivel.

El objetivo es que fueran a plantear las condiciones en que se desarrollará este encuentro. “La decisión del Parlamento de los Pueblos fue plantear un cambio de fecha para el diálogo. Sin embargo, cuando la Conaie nos dio a conocer esta posibilidad de enviar una comisión de alto nivel, y no ir los dirigentes, nosotros dejamos en elección de cada una, pero esto no se trata de que fueron a dialogar los temas centrales, no veíamos la necesidad que estén todas las organizaciones y no creemos que esto rompa la unidad y cierre las posibilidades del diálogo. Fue una decisión encaminada a plantear las condiciones del diálogo”, aclaró Naranjo.

Insistió que esta comisión dejó planteadas cuáles son los requerimientos que tiene el Parlamento y ahora, la “decisión está en manos del Gobierno”. En el Parlamento de los Pueblos “seguiremos reuniéndonos, construyendo la agenda común y estaremos a la expectativa de que el Gobierno cumpla con este planteamiento del diálogo”, añadió Naranjo.

La comitiva de la Conaie, que fue recibida en el Salón Azul (planta baja del Palacio, generalmente usada para ruedas de prensa) salió de la Presidencia de la República sin hacer declaraciones oficiales. Solo Apawki Castro informó que esperarán a que el Ejecutivo les contacte indicándoles la fecha y lugar de la siguiente cita.

El principal reclamo de la Conaie, desde el 2019, gira en torno a los precios de los combustibles. Se opuso a la eliminación del subsidio en el gobierno de Lenín Moreno y, por esto, salieron a las calles durante diez días de octubre de ese año para protestar, provocando la paralización del país.

Tras la implementación del sistema de bandas, también en el anterior gobierno, la Conaie se ha pronunciado en contra de este nuevo mecanismo y, ahora, espera una respuesta del Gobierno de Lasso, que ya trabaja con el sector de la transportación en la focalización de los subsidios de acuerdo a cada modalidad. (I)