El Comité de Ética, este 7 de noviembre, reactivó la audiencia de la práctica de la prueba dentro del proceso de investigación en contra de la asambleísta Guadalupe Llori, del bloque Pachakutik, acusada de beneficiarse por el cobro de diezmos a sus excolaboradores cuando cumplió el cargo de presidenta de la Asamblea Nacional.

Solo llegaron dos testigos del caso a rendir su versión, en tanto que la exadministradora del Parlamento Gloria Larenas, quien habría solicitado por pedido de Llori la renta de un vehículo para movilizar a la expresidenta, se excusó.

Aplazan calificación de pruebas sobre la denuncia presentada en contra de Guadalupe Llori por supuesto beneficio de diezmos

La legisladora Johanna Ortiz (UNES), acusadora en esta causa, fue la encargada de interrogar a Carlos Cadena Cañizares, exfuncionario que laboró como supervisor de la unidad de transporte de la Asamblea Nacional, quien afirmó que la exadministradora general de la Asamblea Gloria Larenas dispuso el alquiler de un vehículo y dijo tener facturas por $ 605 por la renta del automotor, pero que no sabía quién lo iba a ocupar.

Publicidad

En la denuncia de Ortiz en contra de Guadalupe Llori se señala que la expresidenta del Parlamento habría incurrido en una de las prohibiciones contempladas en el numeral 4 del artículo 163 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, que señala que se prohíbe a los asambleístas “percibir dietas u otros ingresos de fondos públicos que no sean los correspondientes a su función de asambleístas; que incluirá la recepción de supuestos derechos, comisiones, cuotas, aportes, contribuciones, rentas, intereses, remuneraciones o gratificaciones no debidas por parte del equipo de trabajo a su cargo”

Gloria Larenas fue llamada a dar su versión, pero esta se excusó de comparecer porque está fuera del país atendiendo actividades inherentes al desarrollo académico profesional.

En cambio, Rosana Meza Cevallos, quien actualmente se desempeña como especialista de servicios generales, relató lo que sucedió en el mes de julio de 2021, cuando fue convocada a una reunión en la sala de sesiones de la administración general de la Asamblea.

Publicidad

En esa reunión a más de ella estuvieron presentes Carlos Cadena como supervisor de transportes; Diego Almeida, coordinador de Planificación; Alicia Peláez, de la oficina de Protocolo, y Gloria Larenas como administradora general.

En aquella reunión Larenas informó de la disposición que había recibido de la presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, para que se alquile un vehículo que iba a ser utilizado para sus movilizaciones, principalmente, en territorio y fines de semana.

Publicidad

Con base en esa disposición, con Carlos Cadena se hicieron contactos con empresas rentadoras de vehículos y se decidieron por la empresa Avis Renta Car; se alquiló un Ford Explored color negro de placas PDM-4156, que se puso a consideración del personal de seguridad de la expresidenta, quienes aprobaron en la primera semana el uso del vehículo.

El 9 de julio de 2021 canceló a la empresa Avis la cantidad de $ 603,66 por el alquiler del vehículo. Se emitió la respectiva factura y el valor fue cancelado con su tarjeta de crédito.

El 16 de julio de 2021 realizó un depósito por $ 140 en la cuenta de ahorros del servidor policial Freddy Yugcha Catota, quien desempeñaba las funciones de seguridad y conductor de la expresidenta.

El 23 de julio de 2021 nuevamente canceló el valor de $ 201,22 a la empresa Avis por la renta del mismo vehículo, y por concepto de combustible $ 120, que fueron transferidos a Freddy Yugcha.

Publicidad

El 6 de agosto de 2021 transfirió de su cuenta personal a la cuenta de la empresa Avis la suma de $ 387,46, esa fue la última ocasión que canceló los valores por el alquiler del vehículo.

En total, los valores cancelados para la renta del vehículo y pago de combustible solicitados por la expresidenta Guadalupe Llori sumaron $ 1.452. Que, al mes de julio de 2021, representaron más del 70 % de su remuneración. Como pruebas también presentó algunos chats sobre el pedido de alquiler del vehículo.

Al ser interrogada por Julio César Sarango, procurador de la acusada Guadalupe Llori, insistió en que el vehículo fue rentado para uso de la expresidenta del Parlamento, que el parque automotor que posee la Asamblea es el mismo que se tiene actualmente, pero que recibieron la disposición de Gloria Larenas de que se alquile un vehículo para uso de la expresidenta. La práctica de pruebas continuará este 8 de noviembre de 2022. (I)