Cuenca

El afán de comerciar artículos por internet puede tener sus consecuencias y eso les pasó a dos vendedores de los cantones Paute y Biblián, en la provincia del Azuay. En ambos casos los contactaron a través de plataformas digitales, se encontraron en un lugar sin mayor vigilancia y luego los asaltaron. En el último hecho, la Policía Nacional del Azuay atrapó a los antisociales y los jueces les dictaron prisión preventiva.

Luis del Pozo, jefe de la Policía Judicial en Azuay, contó que la semana pasada un vendedor de línea blanca fue contactado a través de redes sociales para vender mercadería que, según el afectado, estaba valorada en unos $ 12.000.

El comerciante salió del cantón azuayo Paute y cuando llegó al lugar acordado en Cuenca fue interceptado, retenido, atracado y abandonado. Al final los sujetos huyeron y por ahora el proceso sigue en investigaciones.

Publicidad

Estafas por Internet aumentan en tiempos de coronavirus; conozca cómo evitarlas

A los pocos días ocurrió algo similar, pero en otra zona de la capital azuaya. Un vendedor de zapatos del cantón Biblián recibió una llamada de una mujer que le solicitaba 50 pares de zapatos deportivos. Motivado por la venta emprendió el viaje y se encontraron en un barrio del sur de la ciudad, ahí la mujer le pidió esperar unos minutos “porque el marido estaba llegando con el dinero”, pero la amarga sorpresa se dio cuando arribó una camioneta blanca en la que estaban sus cómplices, quienes con armas de fuego amedrentaron al comerciante y le robaron los zapatos y su automóvil.

A diferencia del primer suceso, el perjudicado llamó a la Policía y tras una persecución se localizó a tres sospechosos en la vecina ciudad de Azogues, capital de la provincia de Cañar.

Luego de varias diligencias investigativas, la Policía con apoyo de la Fiscalía allanó una casa en la parroquia El Valle, en Cuenca, y se localizaron las evidencias.

Asaltaron a ciudadano en los exteriores de centro comercial en el norte de Guayaquil; antisociales se llevaron $ 10.000

Rafael Pérez, comandante de la Subzona Azuay 1, comentó que los tres hombres detenidos en este segundo caso ya tenían experiencia delictiva e incluso uno de ellos salió libre del Centro de Privación de Libertad de Turi.

Al revisar los registros judiciales, los gendarmes conocieron que el primero de los implicados salió hace dos semanas del reclusorio de Cuenca y presentaba cinco antecedentes por delitos como hurto, robo, tenencia de armas y tenencia de drogas, además de ocho juicios por resolver. El segundo contaba con dos antecedentes y siete procesos y el tercero, aunque tenía un récord policial limpio registraba 13 juicios en trámite.

Todos ellos fueron llevados a una audiencia de formulación de cargos, en la que los jueces les dictaminaron 30 días de prisión preventiva, en la cárcel de Azogues.

Según Pérez, esta modalidad de robo es relativamente nueva en Cuenca, por lo que sugirió a la ciudadanía analizar bien el perfil de los presuntos compradores y que en lugar de hacer la transacción en la calle lo hagan en una Unidad de Policía Comunitaria (UPC) en donde estarán vigilados. (I)