Nuevamente se vivió un fin de semana violento. A nivel nacional se registraron sicariatos y muertes violentas en varias provincias, incluso hubo dos casos en Quito; sin embargo, Guayaquil sigue siendo la ciudad más golpeada por la ola de crímenes.

Entre el viernes y el domingo se registraron nueve casos en la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) y en la Subzona Guayas (otros cantones de Guayas) cuatro casos más. En total, fueron 13 asesinatos los reportados en Guayas este fin de semana, en una provincia que a la fecha lleva 618 asesinatos. En la Zona 8 van 453 casos, mientras que en la Subzona Guayas son 165.

En el caso más reciente, Antonio Sojo Ruiz, de 36 años, fue acribillado a las 23:00 de este domingo en La Aurora, en Daule.

Un sujeto que llegó a pie le disparó al menos por diez ocasiones en las inmediaciones de una licorera de ese sector.

Publicidad

La Policía de la Zona 5 investiga el hecho. Según información de la institución, Sojo tenía antecedentes penales y se encontraba en el sector libando con otros conocidos.

En otras localidades cercanas de Guayaquil hubo más hechos violentos, este 19.

En Salitre, Livingston Leonardo Moncada Muñoz murió baleado al pie de su casa cuando descansaba en una hamaca, cerca de las 19:30.

Recibió siete impactos de bala por parte de sujetos desconocidos que huyeron en un auto vino.

Lo Policía de ese cantón informó que la víctima tenía antecedentes por hurto y abigeato. Se presume que Moncada era parte de la banda Los Tiguerones.

Horas antes, Luis Gustavo Méndez, propietario de un centro turístico cercano a Naranjal, fue acribillado en el sitio frente a decenas de personas que debieron protegerse de las balas, a las 16:00.

Publicidad

La víctima habría sido ajusticiada por un sujeto con quien tuvo una pelea días atrás y quien huyó en una camioneta azul. La Policía informó que Méndez registra antecedentes por asesinatos y que los sospechosos del crimen fueron detenidos horas después en Cañar. Se trata de tres jóvenes de 18, 21 y 22 años que fueron entregados a la Fiscalía y quienes no registran antecedentes penales.

En paralelo, en el cantón Durán, el conductor de un auto gris fue asesinado en la segunda etapa de El Recreo. En el parabrisas quedaron siete orificios de bala. Este hombre también habría pertenecido a la banda Los Tiguerones.

Sicariato en la 2da etapa de El Recreo, en Durán. Foto: cortesía

Además hubo otra muerte en medio de un robo violento. José Antonio Bermeo, un taxista de 76 años, fue asesinado de varias puñaladas en el cantón El Triunfo, en Guayas.

El adulto mayor conducía su vehículo por la ciudadela Virgen del Cisne cuando se presume que fue asaltado por los sujetos a quienes les realizaba una carrera. Bermeo tenía una herida en el costado derecho y otra en la pierna.

Los agentes hallaron su celular en el carro, sin embargo, los familiares reportaron que a la víctima le habrían robado un anillo.

En una gallera de Durán la mañana del domingo se registró otro asesinato. Cerca de las 06:00, en la cooperativa Héctor Cobos fue asesinada con tres disparos Ruth Solís.

A esto se suma una tentativa de asesinato también en Durán, cuando sujetos intentaron matar a alias Llorón. Le dispararon frente a decenas de moradores que se encontraban jugando bingo en la calle.

En Guayaquil se dieron cinco asesinatos este fin de semana, entre viernes y el sábado.

Rosa Antonia Vélez, de 75 años, murió a las 22:30 del sábado al recibir dos disparos en el pecho cuando varios sicarios llegaron a su casa para matar a un grupo de jóvenes que estaban parados en su portal. Ocurrió en el sector de La Ladrillera, en el noroeste.

Foto: El Universo

El nieto de la fallecida resultó con dos heridas. Otro joven murió en el lugar y una cuarta personas resultó con una herida en el hombro.

Cerca de ahí, en la cooperativa La Carolina, hubo otro asesinato. Tres jóvenes parados en una esquina fueron baleados por hombres en moto. Abraham Guerrero murió y sus amigos resultaron heridos. Se levantaron 17 indicios balísticos.

En el bloque 10 de Bastión Popular, cerca de la medianoche de este sábado, se registró una nueva muerte violenta. Un sujeto identificado como Félix Ponce fue interceptado por hombres que llegaron en moto cuando se dirigía a una fiesta y le dispararon en diez ocasiones, lo que causó su muerte.

El único crimen registrado este fin de semana en el sur de la ciudad ocurrió a las 22:00 del viernes. En la cooperativa Siete Lagos fue asesinado Fernando Domínguez, de 21 años. Él murió al llegar al hospital Guayaquil, mientras que sus vecinos, identificados como Luis A. y Christian G., se encuentran hospitalizados. Los tres jóvenes estaban parados en una esquina cuando llegaron hombres armados que les dispararon quince veces.

Entre el viernes y el domingo también hubo varias tentativas de asesinato, que causaron al menos siete heridos entre Guayaquil y Durán. (I)