NOTICIAS

Publicidad

¿Cómo frenar la violencia y crueldad con la que operan las bandas criminales? Dos especialistas dicen que es la hora de una pronta respuesta estatal

Un plan de seguridad integral, donde actúen todas las unidades de inteligencia del Estado, y dotación de insumos básicos a Policía, recomiendan entrevistados.

En este paso peatonal apareció colgado el cuerpo de un hombre que previamente había sido decapitado. Este nuevo caso de cuerpos colgados en puentes en Ecuador se registró este martes 15 en La Troncal, Cañar, en una zona transitada. Foto: Tomada del portal de El Diario (www.eldiario.ec)

Publicidad

Que esto recién comienza, que seguirán dándose este tipo de sucesos mientras aumenten las capturas de drogas, y que ya podría verse como una actividad ‘común’, ‘normal’, como ocurre en México, es el panorama que se pinta en Ecuador con la aparición de un nuevo cadáver colgado en un puente peatonal. Esta vez, en La Troncal, Cañar.

Así comentan dos expertos en seguridad frente a la aparición del cuerpo de un hombre, previamente asesinado y expuesto para que todos lo vean, la madrugada del martes 15, en un puente peatonal, que conecta con la terminal terrestre de esa localidad, en el sector del barrio Unidos Venceremos.

Solo el cuerpo fue colgado. El hombre, identificado como Cristian Miranda Gorotiza, de 36 años, oriundo de La Troncal y con antecedentes penales, fue decapitado y su cabeza, encontrada en la carretera.

Publicidad

La madrugada del 14 de febrero último, en el puente peatonal que está a la entrada de Durán, cantón del Guayas y vecino de Guayaquil (la ciudad portuaria con más crímenes en el país), aparecieron colgados de los pies y maniatados los cuerpos de dos hombres. Uno de ellos estaba reportado como desaparecido. Luego se conoció que fueron identificados como Carlos Escobar Macías (el desaparecido), de 34 años, y Wilmer Paredes Santana, de 33 años.

Aquel suceso alarmó a la población ecuatoriana porque aquella práctica, de los cuerpos colgados en puentes, la empleaban -solo hasta entonces- los carteles narcodelictivos en México.

Cadáveres colgados de un puente en Durán: ¿el mensaje al estilo de narcos mexicanos implica una escalada de violencia?

Jorge Villacreses, máster en Seguridad Internacional y máster en Criminalística, dice que este tipo de actos o de reacciones se seguirán viendo porque cada vez hay más capturas de drogas. “Podríamos decir que (esto) recién comienza”.

Publicidad

A su vez, agrega, es un mensaje claro para los miembros de estas bandas narcos, para sus rivales y para la población en general: el que no se alinea o el que traiciona a una de estas organizaciones delictivas terminará así, asesinado y colgado en un sitio público como los puentes.

Dependiendo de cómo hayan sido ejecutados van los mensajes para los grupos.

Publicidad

“Si le hacen algún tipo de mutilación en la lengua, en los ojos, en los oídos, le van comunicando: ‘tú eres el sapo’, ‘tú eres parte de los que están desviándose de nuestro grupo’. Ellos conocen los mensajes claves que se dan en el mundo de hampa”, explica Villacreses.

Con el caso del colgado en La Troncal, que fue decapitado antes de ser expuesto públicamente, queda en evidencia la saña con la que actúan, independientemente de si son o no miembros de estos grupos. Este suceso pudo haber sido porque la víctima se llevó algo de dinero o porque permitió que la droga se pierda o sea descubierta y decomisada por las autoridades, ya que para estas organizaciones narcos hay lo que consideran ‘valores importantes’ en juego, refiere Villacreses, especialista en Seguridad.

Identifican cadáver de otro de los hombres que aparecieron colgados en puente peatonal de Durán

Abraham Correa, consultor en Seguridad y general en servicio pasivo, cuenta que ya se está viviendo una situación similar a la de México, donde también deben considerarse los decapitados de las últimas semanas, antes de los colgados en Durán y posterior a aquello.

Uno de estos hechos ocurrió el 9 de marzo de este 2022, cuando la Policía encontró en el cerro Las Cabras, en Durán, el cuerpo decapitado de un joven de unos 25 años. El cadáver estaba maniatado. Y la cabeza, en una funda plástica, en una de las vías de ingreso a este cerro, considerado uno de los sitios más violentos en Guayas.

Publicidad

El cuerpo de un hombre, que había sido decapitado previamente, fue encontrado en una de las vías de ingreso al cerro Las Cabras, en Durán, la madrugada del pasado 9 de marzo. Foto: Ronald Cedeño  Foto: Archivo

Con este último caso la cifra de decapitados hallados solo en Durán subió a 6 en cuatro meses, desde noviembre hasta inicios de marzo. Y a esto se suma la cabeza de un hombre que fue arrojada en una mochila en la entrada de la terminal portuaria de Puerto Bolívar (Yilport Puerto Bolívar), en El Oro, el 15 de febrero, así como otros sucesos violentos en el país.

“Son situaciones espeluznantes que se van a seguir presentando en diferentes partes del país, no es que es en un solo sitio…, esto va a seguir sucediendo, ya sea en Guayaquil, en Daule…, en cualquier lugar esto va a aparecer. Y realmente es preocupante porque sigue avanzando. Todas las modalidades delictivas no han podido ser minimizadas, siguen en aumento”, expone Correa.

Cinco cuerpos decapitados han sido hallados en Durán desde octubre pasado.

Cuenta que el hecho de que todavía no se pueda controlar el sicariato, el tema de los decapitados y ahora de los cuerpos colgados en los puentes, entre otros, es una muestra también de que la Policía Nacional atraviesa por un momento “muy difícil”, donde “se siente que no hay la respuesta de los uniformados, porque no tienen ese respaldo del Gobierno, respaldo del Ejecutivo”, de las leyes y demás como deberían tener para actuar frente a estos delitos, asegura Correa.

Expone, entre otros ejemplos, las promesas de cambios en las leyes, pues los proyectos enviados por el Ejecutivo y las propuestas planteadas siguen en la Asamblea, donde todavía no ven luz y teme que queden archivados como ha pasado con otros proyectos.

“Cada vez que hay estos problemas (como los colgados en puentes, los decapitados y otros), esas situaciones, vemos que la Policía llega después de lo que ha sucedido, como que ellos manifiestan de que no lo hacen (antes) por no enfrentarse a los delincuentes, porque no tienen la garantía necesaria para actuar. Estas son las cosas que estamos viviendo”, opina Correa.

¿Pero qué hacer frente a esto?

Jorge Villacreses, experto en Seguridad, sostiene que la población en general no puede hacer nada frente a esto. A quien le compete aquello es a las autoridades, que deben ponerse a trabajar en un plan de seguridad real, integral.

“Un plan de seguridad que se vea que exista, no solamente medidas que son parche, que cada vez que sucede un tipo de estos actos recién salen a las calles y mandan a policías (como a Guayaquil) que nunca llegan... y (los otros) solamente llegan un par de días y luego se retiran. Los militares que llegan un día a una zona a intervenir y al día siguiente se van”, expone Villacreses.

Para él es vital el trabajo de inteligencia que realice la Policía Nacional y todas las unidades de inteligencia que tenga el Estado.

“Si no hay ese trabajo de inteligencia, nunca se va a poder dar realmente con los líderes de todas estas bandas delictivas”, argumenta este experto.

En este paso peatonal de Durán, que está al ingreso de este cantón, fueron colgados dos cuerpos la madrugada del 14 de febrero de este 2022. Ese fue el primer suceso violento y de exposición pública de este tipo que se dio en Ecuador y que hasta entonces solo se veía en México, donde los carteles de la droga mantienen esta práctica. Foto: Carlos Barros. Foto: El Universo

Abraham Correa, consultor en Seguridad, dice que también el Estado debe preocuparse además por solucionar las falencias básicas en cuanto a herramientas y necesidades que tiene la Policía para poder cumplir con sus labores, como los vehículos en los que se movilizan (una parte están en los talleres sin poder ser arreglados), el combustible, la logística, entre otros.

Para él, frente a estos mensajes -por los cuerpos colgados en puentes- que dan las bandas narcodelictivas por ganar territorio y por minimizar a sus oponentes, las autoridades deben salir al paso a dar una pronta solución. Y si no hay todavía una respuesta, deberían al menos decir “qué está sucediendo o qué es lo que realmente pasó”, sin interferir con la investigación en curso.

Lanzan mochila con cabeza humana en zona portuaria de Puerto Bolívar, en El Oro

En el caso del colgado en el paso peatonal de La Troncal se conoce que tenía procesos y antecedentes penales por robo y tráfico ilícito de drogas. Incluso, el 21 de febrero último había sido detenido inicialmente en un operativo de antinarcóticos por portar armas y sustancias sujetas a fiscalización, pero luego fue liberado en la audiencia de flagrancia. Ahí, un juez le dio medidas cautelares, indicó Mauricio León, jefe de Policía del Distrito La Troncal. Era llamado por su alias, Peterete.

En lo que va del año, en el cantón La Troncal se registran 11 muertes violentas. La Policía presume que este caso en La Troncal podría estar ligado a un ajuste de cuentas dentro de la misma organización a la que pertenecía el decapitado, ya que hay una disputa de territorio por la venta de sustancias sujetas a fiscalización.

En Ecuador se han registrado más de 720 muertes violentas en lo que va de este 2022. Solo en la Zona 8, que abarca a Guayaquil, Durán y Samborondón, iban más de 250 crímenes desde enero del 2022 hasta el inicio de esta semana. (I)


Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad