Atacames, ESMERALDAS

Un tiroteo entre el personal de seguridad del vicealcalde del cantón Atacames y varios individuos armados se registró la mañana de este miércoles, 13 de julio, en esa localidad esmeraldeña. Como producto del hecho, dos personas resultaron heridas.

El suceso ocurrió alrededor de las 10:00 en un gimnasio donde se encontraba la autoridad municipal, en el sector de las Cinco Esquinas, conocida como la zona comercial de Atacames.

Publicidad

Según testigos, varios hombres llegaron en dos motocicletas y, al intentar ingresar al establecimiento, fueron repelidos por los guardias privados.

En medio del cruce de balas, uno de los presuntos criminales resultó herido, al igual que una mujer comerciante de hortalizas que se encontraba en las inmediaciones del centro de entrenamiento.

La mujer fue trasladada en el balde de una camioneta particular a una casa de salud.

Publicidad

Varios casquillos de balas quedaron regados en el piso.

Luego del evento, personal de la Fuerza de Tarea Conjunta allanó una vivienda de dos pisos, que tiene cuartos de alquiler, cerca del malecón del río Atacames.

Publicidad

El comandante de la Zona Especial de Policía, Javier Buitrón, detalló que en uno de los departamentos intervenidos se alojaban supuestamente los autores intelectuales y los presuntos criminales. En total, la Policía detuvo a tres sospechosos.

“Estrictamente venían a cometer el hecho de sangre; afortunamente, no les salió”, dijo ante los medios de comunicación.

Uno de los detenidos este miércoles está implicado en el asesinato del empresario turístico Iván Enrique Cuero en los exteriores de un complejo deportivo del barrio San Carlos, de la parroquia Tonsupa, el sábado 9 de julio. Ese episodio también dejó con heridas a dos funcionarios del Municipio de Atacames. Otro sospechoso de aquel hecho violento también fue aprehendido, confirmó Buitrón.

Todos ellos tienen tatuajes que los vincularían con una organización delictiva. Uno de estos presuntos criminales recientemente había salido de prisión.

Publicidad

Como evidencias se retuvieron tres pistolas con sus respectivas alimentadoras y cargadas con sus respectivas balas. Una de estas armas de fuego es de las robadas del rastrillo del Cuartel Modelo de Guayaquil, indicó Buitrón. (I)