NOTICIAS

Publicidad

Desde Colombia entran ilegalmente armas traumáticas que van a parar a bandas que operan en Santo Domingo, Quevedo y Guayaquil

Las indagaciones realizadas dan cuenta de que gente dedicada al contrabando de mercancías entre Ipiales y Tulcán serían quienes camuflan este armamento.

6 de octubre/2022 PIE DE FOTO Los traficantes de armas traumaticas pertenecen a redes que operan en los dos países. FOTO: CORTESÍA BRIGADA ANDES Foto: Cortesía Brigada Andes

Publicidad

Tulcán

El tráfico de armas traumáticas provenientes de Colombia y de explosivos originarios del Perú que ingresan y salen por la frontera norte de forma irregular prende las alarmas en los organismos encargados del control de este tipo de pertrechos.

En la Brigada Andes, asentada en Tulcán, reconocen que las armas traumáticas vienen desde ciudades fronterizas colombianas. Explican que son réplicas de las reales con las que la delincuencia opera y amedrenta a sus víctimas en el país.

Publicidad

En la Subzona de Policía Carchi coinciden en que son idénticas y señalan que han efectuado varios decomisos en la frontera desde que se inició la pandemia. Estas bandas transnacionales de contrabando utilizan los pasos fronterizos no autorizados.

Bus de turismo que viajaba de Guayaquil a Tulcán se accidentó; hubo 15 heridos en el siniestro

Jaime Guerra, comandante del Batallón de Infantería Mayor Galo Molina, explica que estos instrumentos (armas) utilizan munición de fogueo con pólvora, que tiene los mismos efectos de percusión.

Al momento de activarlas o percutirlas salen esquirlas de la ojiva que pueden afectar los ojos de una persona u otras partes del cuerpo humano, indican los encargados del control de armas, municiones y explosivos de este fuerte militar fronterizo.

Publicidad

A tres o dos metros resulta peligroso un disparo, porque puede provocar una lesión grave, algo que puede producirse especialmente cuando hay asaltos a buses, como señalan los expertos militares.

El Destacamento Militar de Inteligencia Carchi-Imbabura, encargado de realizar un seguimiento a este tipo de delitos, refiere que los cargamentos de estas armas van hacia Santo Domingo de los Tsáchilas, Quevedo y Guayaquil, donde son requeridas por la delincuencia común o bandas organizadas.

Publicidad

La información recabada surge tras los decomisos efectuados a personas tanto nacionales como extranjeras que se dedican a este patrón de comercio ilegal. Las armas son adquiridas con facilidad inclusive en tiendas de Ipiales y Pasto.

En un centro comercial de Ipiales había un almacén que las comercializaba de manera abierta.

En territorio colombiano, la venta de estos elementos no tiene prohibición alguna y se estima que por ello se recurre a este país para adquirirlas. Guerra insiste en que hoy la mira está sobre esos suministros.

Las armas traumáticas que venden en Colombia vienen con estuches y accesorios parecidos a los reales. Foto: Cortesía Brigada Andes

Un arma en Colombia puede costar entre $ 200 y $ 250; en este país, en cambio, alcanza un valor de $ 700 a $ 800, triplicándose su precio, debido a que es una cadena de personas que se encargan de superar la frontera y luego llevarlas de una ciudad a otra hasta llegar al destino final.

Publicidad

Las indagaciones realizadas dan cuenta de que gente dedicada al contrabando de mercancías entre Ipiales y Tulcán serían quienes camuflan este armamento que es de prohibido uso en el territorio ecuatoriano.

Guerra indica que productores agrícolas ocultan en las cargas de papas o legumbres este armamento de fogueo, llevándolo hasta el mercado Mayorista de Quito, en ese lugar son otros individuos los responsables de continuar movilizando estas armas hacia el interior del país.

Prohibido el porte de estas armas

Estas armas no pueden portarse en el Ecuador, ya que no hay la legislación correspondiente pese a que tras la ola de inseguridad que existe en el país, ganaderos, agricultores, comerciantes, entre otros, consideran que llevarlas puede ser una alternativa de defensa.

En el país está prohibido el porte y tenencia de armas, para su uso hay que realizar ciertos cambios a la ley de control de armas, municiones y explosivos, sugieren efectivos policiales.

Jimmy Moreno, jefe de Control de Armas de Orellana, explica que las armas traumáticas están autorizadas únicamente para su uso a los organismos de vigilancia y seguridad; además indica que no está autorizada su utilización a personas particulares.

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) calificó el proyecto de Ley de Armas, Municiones, Explosivos y Accesorios presentado por Xavier Jurado, de Unión por la Esperanza (UNES), que busca actualizar la norma vigente que regulariza el uso de armas, en la Constitución del 2008.

Cruce de balas durante persecución dejó cuatro personas heridas en Manabí

La propuesta busca regular la tenencia de armas de fuego de todo calibre, armas menos letales de fuego, armas de réplica, armas de fogueo y de aire, armas menos letales de electrochoque, las municiones de todo tipo.

Además, explosivos y materias primas para su fabricación, sustancias químicas inflamables, asfixiantes, tóxicas o corrosivas, y las instalaciones destinadas a la fabricación, almacenamiento y comercialización de estos elementos.

Se plantea en la propuesta también que el órgano rector para autorizar el uso de armas continúe siendo el Ministerio de Defensa, a través del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

Ingresan por el puente internacional de Rumichaca

Al referirse a las armas traumáticas, Marcelo Andrade, jefe de Control de Armas, Municiones y Explosivos de Carchi e Imbabura, comenta que anteriormente se asemejaban en el sonido de la percusión a las reales, ahora han sido modificadas y utilizan balas de goma y perdigones, que las convierten en armas que causan daño.

Flavio Ramírez, comandante del Grupo Militar Cabal de Ipiales, sostiene que con sus homólogos ecuatorianos siempre abordan estos temas de tráfico de armas, municiones y explosivos, ya que es un negocio ilegal de ida y vuelta.

Las armas traumáticas que se venden en el vecino país (Colombia) vienen desde los Estados Unidos, Italia; otras, en cambio, son elaboradas en Colombia, su presentación es similar a las originales tanto en material como en modelos.

Las armas traumáticas son movilizadas por la frontera incluso con los empaques. Foto: Cortesía Brigada Andes

El comandante Jaime Guerra comenta que los sectores por donde ingresan a Tulcán es la parroquia fronteriza de Urbina, que comunica con Ipiales, y por el puente internacional de Rumichaca.

Son camufladas en los asientos de los vehículos, gavetas, maletas, movilizadas en sus estuches, que son parecidos a los utilizados para las armas profesionales y reales, con las mismas características y seguros.

Cada munición para estas armas tiene un costo de $ 0,40 en Ipiales y Pasto; mientras que en Ecuador, en cambio, alcanzan un valor de $ 2, quintuplicándose su precio. (I)


Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad