Tulcán

Una organización delictiva dedicada al expendio y venta de droga operaba con dos personas que se mantienen recluidas en el interior del Centro de Rehabilitación Social de Tulcán, cerca del límite fronterizo con Colombia.

Según las investigaciones, que se iniciaron desde febrero de este año, los dos privados de la libertad eran supuestamente los encargados de coordinar desde las celdas del reclusorio el transporte de las sustancias prohibidas con otras personas.

La venezolana Daniela G. y el ecuatoriano John C., quienes operaban desde el centro penitenciario, fueron aprehendidos a principios de este año en el control sur de Tulcán, a la altura de El Obelisco, con cuatro kilos de cocaína en un bus de transporte público.

Publicidad

Los compradores contactaban por vía celular a los denominados “brujos” en la cárcel, y ellos, desde allí adentro, coordinaban los envíos, según las indagaciones.

Pese a estar en ese centro, ambos reclusos daban indicaciones a tres sujetos para que cumplan la misión de movilizar droga desde Ipiales (Colombia) hacia Tulcán, donde se acopiaban las sustancias ilícitas. Además de efectuar la entrega personalizada en los hogares de los consumidores en la ciudad fronteriza, también realizaban envíos hacia el interior del país. La venta también se ejecutaba en el parque central y terminal terrestre de la capital carchense.

En un operativo efectuado este viernes 15 fueron detenidos Anderson B., colombo-ecuatoriano; Iván C., colombiano, encargado de la transportación; y Édison A., ecuatoriano, quienes son los tres acusados de colaborar con los presos.

Richard Karolys, comandante de la Subzona de Policía Carchi, informó que una persecución policial posibilitó la detención de Iván V., a quien los agentes le hacían un seguimiento y que, al verse rodeado en el sector fronterizo El Brinco, a dos kilómetros del puente Rumichaca, terminó accidentándose en un vehículo y ahora permanece internado en un hospital público de Tulcán. En el automotor, agentes encontraron marihuana en el interior de una maleta, revestida con fundas de plástico transparente.

Hoy, además, la Policía en conjunto con la Fiscalía allanaron tres domicilios en los que se encontraron 5.000 gramos de marihuana, 3.992 gramos de clorhidrato de cocaína y resultaron inmovilizados el automóvil accidentado, una motocicleta y cinco celulares. En esas intervenciones capturaron a los otros dos sospechosos.

Los investigadores indicaron que los grupos delictivos utilizan a ciudadanos ecuatorianos y extranjeros para transportar droga al interior del país. Los reclutados se encargaban de movilizar los alcaloides en unidades de transporte interprovincial desde la frontera hacia las provincias de la Costa y de la Sierra, como Pichincha e Imbabura, a cambio de dinero.

Omar Montoya, jefe Antinarcóticos en Carchi, explicó que el líder de la banda es otra persona, que aún es indagada y está incluida en el proceso.

Montoya acotó que el caso está en investigación previa y aún la Fiscalía y operadores de justicia deberán determinar cualquier grado de culpabilidad. Por ahora, Ivan C. se mantiene bajo custodia policial en la casa de salud estatal, mientras el resto de integrantes de esta organización fue llevado ante las autoridades competentes. (I)