NOTICIAS

Publicidad

La inseguridad obliga a que este año la casa iluminada más visitada en Portoviejo no abra sus puertas al público

Se estima que más de cinco mil focos se ubicaban en exteriores de la casa. Para este año se reducirá la decoración y no habrá paso al público.

Portoviejo. Durante 26 años, la casa de Rosa Andrade era abierta al público para que observara la decoración del patio de su casa con juegos alusivos a la Navidad. Foto: Archivo

Publicidad

Portoviejo

Una tradición navideña de más de un cuarto de siglo en Portoviejo hará una pausa en este mes por el clima de inseguridad.

La casa iluminada de Rosa Virginia Andrade, más conocida como Tía Toty, ubicada en la avenida 5 de Junio, en el noroeste de Portoviejo, no se abrirá este año al público. Se decorará el patio y se ubicarán algunos de los muñecos alusivos a la Navidad, pero las personas no podrán ingresar.

Publicidad

Andrade señaló que en esta ocasión no abrirá las puertas de su casa para que las personas lleguen, se tomen fotos e incluso participen en cánticos de villancicos, como se realizaba durante algunas noches de diciembre.

Casa de ‘tía Totty’ ilumina Portoviejo

Generalmente, la Tía Toty abría las puertas de su casa desde el 1 de diciembre, que coincide con la fecha de cumpleaños, para que la ciudadanía llegara y disfrutara de todos los juegos de luces y muñecos que representan la Navidad.

Andrade indicó que esta decisión la adoptó por la situación de inseguridad que vive Portoviejo, cantón en el que, en lo que va del presente año, fueron asesinadas más de 80 personas.

Publicidad

En ciudades manabitas se iluminan vías con adornos navideños

Andrade abrió las puertas de su casa adornada con luces y figuras en 1995. Gran parte de lo que expone en el patio y parte frontal de su casa fue adquirido en Estados Unidos, o fueron obsequios por parte de personas que la visitaban, principalmente portovejenses radicados en el exterior.

El arreglo de su casa demandaba ubicar las figuras y luces desde inicios de noviembre, y se abría el área al público desde las 18:00 hasta las 23:59. Andrade espera que para el próximo año la inseguridad en Portoviejo y el país disminuya, para así poder nuevamente abrir las puertas de su casa al público. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad