NOTICIAS

Publicidad

El lunes de esta semana fue rescatado un hombre cuyo secuestro se perpetró en Durán la mañana de ese día. Foto: API

Publicidad

Actualizado el 

El secuestro es para las organizaciones delictivas uno de los mecanismos con los que obtienen dinero para solventar sus actividades ilícitas, por tanto, se ha convertido en estos días en un delito de oportunidad, según la Policía Nacional.

Esto significa que si a los antisociales les resulta fácil acceder a la información de una persona con poder adquisitivo la secuestran al igual que si eso ocurre con un pequeño comerciante o dueño de algún negocio.

¿Por qué los casos de secuestro se han vuelto frecuentes?: la Unase identifica cuatro modalidades de este delito

De estos últimos casos se han visto dos durante esta semana. El lunes en Durán cinco sujetos secuestraron a un hombre, comerciante de ese cantón, pero la intervención policial permitió su liberación ese mismo día en la noche.

Publicidad

Por dejarlo en libertad los raptores pedían $ 50.000, pero ese monto no fue entregado. Durante el operativo de rescate los uniformados aprehendieron a dos individuos y recuperaron el carro en el que se cometió el secuestro, que estaba reportado como robado.

Los secuestradores fueron identificados como integrantes de la banda Chone Killers.

El martes en la mañana se difundió el video del secuestro de una comerciante del centro sur de Guayaquil. Los antisociales se llevaron prácticamente en peso a la mujer, en cuyo caso trabaja la Policía.

Publicidad

“Para ellos (secuestradores) no implica una diferencia, sino que necesitan el dinero, sea mucho o sea poco, entonces, la sugerencia, la recomendación es que aquellas personas que están generando riqueza adopten medidas de autoprotección, como por ejemplo evitar la rutina por las mismas vías, estar más de cerca con la Policía del sector si se sienten amenazados”, expresó el general Edwin Noguera, comandante de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

Cuando la Policía detecta que hay llamadas extorsivas que den pistas de un posible secuestro, el caso pasa a la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase).

Publicidad

Antes de perpetrar este delito, los victimarios hacen un monitoreo minucioso de sus potenciales víctimas. En muchas casos esa información sale del círculo cercano de la persona a la que los antisociales realizan seguimiento; y en otros, de las redes sociales.

Por eso la unidad especializada sugiere a la ciudadanía tener prudencia al momento de publicar información en las plataformas digitales.

Por ello, entre las recomendaciones de la Unase para evitar ser víctimas de secuestro constan las siguientes:

  • Si alguien ajeno a su entorno lo contacta por cualquier medio digital con la finalidad de hacer un negocio (en el caso de quienes usan las plataformas por trabajo), trate de obtener un número celular o fijo para dialogar por esa vía.
  • Verificar los datos o información de la persona con la que se toma contacto. Y para eso cualquier persona puede pedir ayuda a un policía o acercarse a una Unidad de Policía Comunitaria (UPC). La asesoría es gratuita y el uniformado la puede proporcionar al instante.
  • Cuando ya se pacta una entrevista personal, acuda con las precauciones del caso y fije la cita en un lugar público y visible. Que no sea un sitio ni rural ni alejado.
  • Si es necesario lleve dinero que no sean montos muy altos.
  • Trate de que lo acompañe al menos otra persona que pueda reaccionar ante cualquier imprevisto.
  • Ya en el encuentro físico solicite a su interlocutor la cédula para verificar que está reunido con la misma persona con quien ha estado en contacto virtual o telefónico.
  • Si el negocio que le proponen es exageradamente beneficioso para usted y sin trabas de por medio, busque acompañamiento de la Policía, ya que este no es un buen indicio.

“De todas esas personas que hacen esos negocios tan fáciles, tan beneficiosos hay que tener cuidado, porque puede resultar víctima de una estafa, de una extorsión, posible víctima de secuestro y cuestiones de este tipo”, refirió el agente Carlos Cuenca, de la Unase.

Publicidad

A nivel general se recomienda también:

  • Tomar rutas alternas cuando salga de casa, del trabajo o de alguna institución educativa. Evitar un mismo recorrido.
  • No entregar información de sus movimientos económicos y financieros a cualquier persona.
  • Si tiene personal trabajando a su cargo, verifique sus datos completos, antecedentes y entorno familiar.
  • Mantener comunicación permanente con su familia sobre los lugares que va a visitar y con quién estará.

Los secuestradores ya no solo ponen en la mira a familias pudientes, sino que extienden su objetivo en clase media

Hasta esta semana en Guayaquil la Policía ha registrado ocho casos de secuestro extorsivo de los cuales en siete se logró la liberación de las víctimas. Actualmente los agentes investigan el octavo incidente ocurrido el martes.

Durante el 2021 la Unase investigó y liberó a 38 víctimas de secuestro en Ecuador. En el 2022 la cifra fue similar. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad