Delincuentes que llegaron a asaltar a los clientes de una heladería y cafetería ubicada en el barrio del Centenario protagonizaron un enfrentamiento a bala con un servidor policial que se encontraba en el mismo sitio, este domingo 17 de octubre.

En medio del hecho, Sebastián, un niño de 11 años que estaba con familiares en el lugar, murió por el impacto de balas perdidas. El menor se encontraba cerca del mostrador del local cuando quedó en medio de fuego cruzado durante el atraco al local, ubicado en la intersección de las calles Rosa Borja de Ycaza y Maracaibo.

Jorge Hadathy, jefe policial del Distrito Sur, contó que dos sujetos llegaron en motocicleta y uno de ellos empezó a amedrentar a los usuarios para que le den sus artículos. En ese momento, cerca de las 16:30, el servidor policial intentó evitar el hecho y se inició la balacera en ese establecimiento esquinero.

“El delincuente se percata del uniforme del servidor policial y realiza varios disparos, el policía repele el ataque, producto de esto tenemos una persona fallecida, lamentablemente”, corroboró el jefe policial.

Publicidad

Antes del hecho, el padre del menor fallecido explicó que estaba con su esposa y sus dos hijos comiendo en una de las mesas del negocio. Cuando se produjo el enfrentamiento, el hombre pudo poner a salvo en el piso a su hija menor, pero las balas alcanzaron a su hijo que intentó acercarse hacia su madre, narró el progenitor de Sebastián.

Familia de niño asesinado en cafetería del barrio del Centenario denunciaría a servidor policial por homicidio culposo

En medio de la desesperación, el padre de Sebastián intentó buscar asistencia en una clínica cercana, donde los paramédicos corroboraron que el menor ya no tenía signos vitales. El hombre dijo que iba reanimando a su hijo, que lo llevaba en los brazos.

Agentes de unidades especiales de la la Policía levantaron vestigios en el lugar y también pretendían revisar cámaras de seguridad de la zona para identificar a los antisociales que protagonizaron el hecho. Hasta esta mañana, los dos antisociales aún eran buscados por servidores de la institución.

La mañana de este lunes, el cuerpo del niño fue retirado de la morgue del hospital. Según las primeras indagaciones, el cuerpo del menor presenta cuatro orificios.

Pronunciamiento oficial

En un comunicado, la Gobernación del Guayas lamentó la muerte del menor y se solidarizó con sus padres. “Nos comprometemos a ofrecer atención prioritaria para que puedan acceder a recursos que les permita su santa sepultura y junto a la Policía Nacional agilizar los procesos para la captura de los responsables”, mencionó la entidad.

En la misma misiva, además, se recalca el combate a la violencia y delincuencia como una “prioridad”.

Reunión

Para esta tarde, desde las 16:45, en la sede de la Gobernación del Guayas autoridades provinciales participarán de una mesa de trabajo para fortalecer la seguridad en centros comerciales. (I)