NOTICIAS

Publicidad

Ruth Torelló, karateca que perteneció al Ejército español, enseña a las mujeres del suburbio a defenderse ante ataques

La karateca da clases sin costo de 09:00 a 17:00 en el CAMI del parque Puerto Lisa, en el suburbio.

Ruth Torelló, instructora karateca del Municipio de Guayaquil, tiene espacio en el que enseña, sin costo, defensa personal a mujeres. Foto Carlos Barros - El Universo. Foto: El Universo

Publicidad

Ruth Torelló, una profesional en karate-do y defensa personal que entrena a través de un programa del Municipio de Guayaquil a cientos de niñas y mujeres, fue noticia hace unos días luego de intervenir en una agresión que vio en el centro de la ciudad.

Salía de la Dirección de Deportes de la Alcaldía y caminaba hacia su motocicleta cuando escuchó los gritos de una mujer y vio que un sujeto golpeaba a su pareja. La víctima tenía un bebé en los brazos y estaba acompañada de dos niños más. Fue en Pedro Carbo y 10 de Agosto. Ruth vio cómo la mujer recibió un puñete en el rostro.

Antes de que volviera a golpear a la mujer, la karateca no dudó en inmovilizar al sujeto que le exigía un dinero a su pareja y la sacudía. Torelló le aplicó una llave que dejó en el piso al agresor, un hombre que ella describe como “delgado y fibroso”.

Publicidad

“Lo tomé de las muñecas y llevé sus manos atrás, apliqué la llave mata león para inmovilizarlo y me puse en su costado, luego me senté sobre él. Gritaba que lo soltara y por último se puso a llorar”, según la mujer, quien fue aplaudida por algunos tras su acción.

Ruth aplicó una llave e inmovilizó a un hombre que golpeaba a su pareja en el centro de Guayaquil. Foto: Cortesía

Sin embargo, Torelló explica que mucha gente se amontonó sin saber qué ocurría y que incluso un hombre se acercó a defender al sujeto que estaba en el piso y casi le echa gas pimienta para que lo soltara, pero ahí se mantuvo hasta que llegó la Policía y lo llevaron detenido.

Ruth no se arrepiente de haber actuado, aunque confiesa que cuando se empezó a viralizar el video de su acción temió perder su trabajo por algún malentendido. Contrario a esto, la alcaldesa Cynthia Viteri hasta la felicitó en sus redes, donde compartió el video y explicó lo que había sucedido.

Publicidad

La karateca todos los días trabaja con niñas, adolescentes y mujeres mayores. Sus alumnas tienen entre 5 y 65 años. Las entrena en defensa personal y karate-do para que sepan cómo actuar en situaciones como la que la madre de tres niños vivió en el centro de Guayaquil. Las clases son gratuitas de 09:00 a 17:00, de lunes a viernes, en un complejo deportivo ubicado en el parque Puerto Lisa, en Venezuela y Guerrero Valenzuela.

Actualmente tiene unas 100 alumnas y hay cupo para más, dice la entrenadora, quien explica que las interesadas solo deben llevar una copia de la cédula y una foto tamaño carné y en la academia se revisa la disponibilidad del horario. En caso de ser menor de edad también debe llevar copia de cédula del representante.

Publicidad

Torelló cuenta que una niña de 8 años a la que lleva algunos años entrenando fue capaz de zafarse de un hombre que aparentemente la quería raptar.

Según la instructora, la menor lo tomó de las manos y lo haló hacia abajo y luego le dio un golpe en las partes íntimas. Así logró alejarse y pedir ayuda.

Ruth tiene horarios de 09:00 a 17:00. Imparte sin costo karate y defensa personal. Foto Carlos Barros - El Universo. Foto: El Universo

Precisamente con ese objetivo da sus clases, para que las mujeres se sepan defender. Cuenta que presentó el proyecto a la alcaldesa al inicio de su administración y desde el 2019 cambió la academia pequeña que tenía cerca de su casa a un espacio más amplio en el parque ubicado en el suburbio, donde hay un complejo deportivo.

Ruth, quien tiene aún acento español, pues también cuenta con esa nacionalidad por su padre, explica que vivió en Europa al menos quince años. Regresó hace cuatro años a Guayaquil con la idea de enseñar a las mujeres. Tiene 38 años.

Publicidad

Ella refiere que hace casi diez años iba en el metro de Madrid y un hombre le tocó el pecho. Ella le dio un fuerte golpe en el rostro. Le rompió los dientes y la nariz.

“Las señoras aplaudían, me decían la mujer maravilla. Si entonces hubieran existido las redes sociales, eso probablemente se habría viralizado”, cuenta la entrenadora, quien señala que durante años tuvo la idea de enseñar a las mujeres y niñas a defenderse para evitar cualquier tipo de abuso.

En España, Ruth fue parte de la Federación madrileña de Karate y perteneció al Ejército español. Estuvo en el área de artillería antiaérea. (I)


Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Lo último

¿Votan bien los ecuatorianos?

Según estos razonamientos pensaríamos que el voto del pueblo ecuatoriano sería para lo peor.

Publicidad