NOTICIAS

Publicidad

‘Se pide que se investigue. No podemos vivir con tranquilidad, no podemos vivir mirando hacia todo lado’, dicen moradores de la Alborada tras explosión

Vecinos dicen que hombres en moto rondan ese sector de la segunda etapa de la Alborada.

Un artefacto explosivo fue lanzado en el portal de una casa en la segunda etapa de la Alborada. Foto: Francisco Verni Foto: El Universo

Publicidad

En la calle 13 de la segunda etapa de la Alborada, en el norte de Guayaquil, hay temor. La detonación de un artefacto explosivo en una vivienda la madrugada de este jueves 1 alarmó a vecinos, quienes decidieron incluso colocar cadenas en las puertas para evitar cualquier inconveniente.

Las familias evitan identificarse y señalan que este tipo de hechos genera un ambiente de incertidumbre en una zona considerada como comercial y tranquila.

La calle en donde se lanzó el artefacto está a pocas cuadras de la calle Agustín Freire, que conecta la Alborada con Garzota. La vía es bastante comercial: allí están ubicadas sedes de supermercados, restaurantes, locales de venta de artículos para vehículos y ropa.

Publicidad

Adultos mayores fueron rescatados durante incendio en el suburbio de Guayaquil

Según relatan moradores, desde un vehículo se lanzó un artefacto a la calle y este rebotó hacia la vivienda. “Parecía que se quería lanzar a la calle y que explotara en los carros”, señaló un vecino.

El estruendo se escuchó hasta Sauces y etapas cercanas de la Alborada.

La fachada del inmueble de dos pisos tiene afectación en una especie de balcón en la parte baja y en los vidrios de las ventanas de ambas plantas.

Publicidad

Hasta la mañana de este jueves 1, personal policial se mantuvo en el sitio para recopilar indicios; grúas también acudieron para retirar los vehículos afectados por la ola expansiva.

Pedazos de cemento quedaron esparcidos en el pavimento e incluso llegaron hasta el bordillo del parque que queda en la cuadra.

Publicidad

Ataque de sicarios en la Floresta 2 provoca un muerto, tres heridos y cinco carros afectados por impactos

”Aquí ya van varias semanas en las que se ha visualizado a personas en motos o en vehículos sin placa que van tocando los timbres y observando si en las casas viven personas solas”, indicó una moradora.

Los residentes de la segunda etapa de la Alborada mencionan que supuestos vacunadores han llegado a amedrentar, ya que en esa zona viven propietarios de negocios que están ubicados en la misma ciudadela o en sectores cercanos.

”Se pide seguridad, se pide que se investigue. No podemos vivir con tranquilidad, no podemos vivir mirando hacia todo lado”, dijo otra residente, quien aseguró que este es un tipo de intimidación que debería investigarse para que en un futuro no comprometa el bienestar de las familias.

En esa zona también han proliferado los robos a mano armada. (I)

Publicidad

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad