Desde el domingo, una madre de Durán espera noticias de su bebé de cuatro meses. Ella asegura que fue raptado por una mujer afroecuatoriana de contextura media que le prometió regalarle leche y pañales.

La madre de 26 años tiene tres niños y vive en la segunda etapa de El Recreo. Ella contó que el domingo en la mañana aún estaba recostada con sus hijos cuando el mayor le avisó que había una mujer tocando la puerta.

Al asomarse era una mujer de mediana edad, con una Biblia en la mano, vestida con una falda larga negra y una blusa blanca, según describe la denunciante.

Publicidad

“Me dijo que era parte de una campaña política y que en la fundación de ellos estaban regalando leche y pañales para los bebés”, relata la madre.

Ella asegura que al principio le agradeció y le dijo que no, que ella pertenece a otro partido político, pero que la sospechosa la terminó convenciendo y salió con el bebé en brazos para caminar hasta la coop. 28 de Agosto. Ahí supuestamente quedaba la fundación.

“Pensé que era en la entradita de la 28, porque es superpeligroso el lugar, pero me llevó mucho más allá, pasamos por un callejón, luego por un parque abandonado que está junto a una escuela, ahí me dijo que tomara agua”, manifestó la mujer que este martes hacía trámites con la Policía para saber noticias de su hijo menor.

Publicidad

“Tomé un poco, pero lo sentí amargo, ella me dijo que le había puesto un poco de sábila”, explica la mujer que agrega que luego empezó a sentir que le picaban la garganta y los labios.

“Me senté en una piedra, sentí que mi hijo se me caía de los brazos y ella lo cogió. Me dijo que iba a la vuelta, a la central, a recoger la leche y los pañales y que ya volvía. Yo me quedé desmayada como una hora”, cuenta la madre a las autoridades.

Publicidad

Indica que cuando volvió en sí empezó a buscar a su hijo y a pedir ayuda. Un vecino llamó al ECU911 y con un patrullero recorrió la zona, pero no hallaron ni a la mujer ni a su bebé y nadie sabía de ninguna central política.

Ahora el caso está en menos de las autoridades. Incluso la Unidad Antisecuestro y Extorsiones (Unase) estaría investigando el caso como una posible trata de personas.

Se conoció que el bebé no está inscrito en el Registro Civil, lo que dificulta un poco las cosas.

La Policía tampoco ha tenido contacto con el padre del bebé, porque la denunciante asegura que es madre soltera.

Publicidad

Además, un uniformado del sector señala que revisaron las cámaras de seguridad de la ruta indicada por la madre y solo hallaron una del ECU911, pero ya han revisado las imágenes y no las detectan. (I)