El presidente Lasso escribió ayer en su cuenta de Twitter: “Con profundo dolor e indignación lamento informar que María Belén fue encontrada. Su femicidio no quedará impune y todos los responsables serán sometidos a la ley. Mi solidaridad con su madre Elizabeth y su pequeño hijo”.

El primer mandatario se refiere en plural a la responsabilidad del femicidio contra la abogada que desapareció el pasado 11 de septiembre en la Escuela Superior de Formación de la Policía Nacional, donde se registró su ingreso pero no su salida. Se sospecha complicidad con el femicida. Encontrarlo, develar a los presuntos implicados y hacer justicia es tarea ineludible.

Llama la atención que de manera oficial no se difundan mayores datos sobre el principal sospechoso, Germán Cáceres, su esposo e instructor de la referida institución, que pueden ayudar a reconocerlo, como edad, estatura, contextura u otras señas, a pesar de que se ha emitido un aviso con foto y nombres, ofreciendo hasta 20.000 dólares de recompensa por información que conduzca a su captura.

Las desapariciones conllevan dolor y angustia, muchas no se resuelven, quedando los familiares signados por un vacío sin certezas. En el caso de María Belén, en el que ha sido decisivo el accionar asertivo e incansable de Elizabeth Otavalo, su madre, al menos se han localizado los restos, haciendo posible iniciar el duelo.

Después de la agresión a Belén, en que un número aún indeterminado de miembros de la escuela escuchó pero no intervino y que luego de que se volviera mediática su desaparición hubo hermetismo institucional, el ministro Patricio Carrillo anunció cambios relevantes en la formación policial. Ofrecimiento que debe cumplirse con seguimiento, dando a conocer los correctivos, de manera que se recupere la confianza en esa entidad. También urge que a nivel de Gobierno se promuevan acciones coordinadas para identificar y prevenir a todo nivel los actos de violencia de género, veneno social que se aplica en distintas dosis, afectando a miles de familias y hasta a instituciones. (O)