El uso de la mascarilla seguirá siendo necesario después de ponerse la vacuna, mientras exista la pandemia por coronavirus.




Lectores opinan que nadie controla que no se hace respetar el aforo, ni la distancia ni se pintan los espacios de separamiento social, no todos usan mascarillas o la portan incorrectamente. (I)

Publicidad



Anunziatta Mejía

Por supuesto que hace falta vigilancia para que el pueblo cumpla las medidas de seguridad por el coronavirus, dado que vivimos en un país que tiene cada mes feriados extensos que mueven a las personas a desplazarse por distintos puntos de sus provincias o fuera, olvidando las distancias, los tapabocas (no se los saque si hay personas que no viven con usted), los lavados de las manos con jabón, etc.

Los balnearios de agua dulce, las piscinas públicas, se repletan durante los feriados; en el agua los bañistas no miden el distanciamiento; el agua fría del río afloja el esfínter a niños, eliminan líquido amarillo. En los balnearios con mar se han observado desechos fisiológicos que flotan, expulsados por los cuerpos de las personas. Más aún en la pandemia tiene que existir controles a los turista y a los negocios, personas, que realizan trabajos de turismo. (O)


Publicidad

Gino Pico

Cuándo los municipios, Ministerio de Salud, Gobiernos dirán la verdad, cuántos contagiados quedan después de los feriados, las celebraciones (como fueron las elecciones presidenciales), donde existen verdaderas aglomeraciones. (O)


Adriana Herrera

Es indispensable agrupar a todos que estuvieron con la primera persona que tuvo la variante del COVID-19, para aislarlas y vacunarlas si no están contagiadas, darles cuidados si están infectadas. Controlar (cuarentena) a las personas que ingresan al país, etc.

Las medidas de bioseguridad deben ser estrictas y vigiladas. Las instituciones deben seguir obsequiando gel para desinfectar manos, es importante porque el coronavirus se transmite a velocidad increíble; lo podemos tocar con las manos. Los países desarrollados ponen gel en los autobuses y también cada persona lleva su frasco de gel personal y lo usa al entrar y salir del transporte público. Las empresas de transporte contratan gente para la limpieza, desinfectar los vehículos. Tenemos que mantener el distanciamiento, si no hacen caso llamar a la seguridad, ya que por miedo a una multa la gente se disciplina. (O)


Mateo Guevara

En ninguna parte se hace respetar el aforo, la distancia, no se pintan los espacios de distanciamiento: en iglesias, supermercados, peluquerías, malls, buses... (O)


Bessie Robles

La responsabilidad comienza por cada persona. Es un error creer que por tener una dosis o dos de la vacuna está librado del virus y que si se enferma no importa dado que sentirá como una gripe simple. Por dicho motivo me saco la mascarilla para comer, tomar, conversar, en cualquier lugar que sea abierto o cerrado.

La vacuna prepara el cuerpo para atacar al virus cuando entre, es probable que la persona vacunada que se contagia sienta el COVID como un ‘trancazo’; pero no tiene que abusar ya que puede tener alguna enfermedad o que tuvo en la infancia y se le desarrolle nuevamente y por eso se le complique el ‘trancazo (COVID)’ y tenga que ser intubada. ¡No provoquemos a dicho virus malo!, cumplamos las medidas durante todo el tiempo de pandemia. (O)


José Ortoneda Sánchez

Hace falta mucho vigilar que se cumpla la bioseguridad. La buena salud radica específicamente en la prevención, porque prevención es salud.

En los cuidados que tengamos estriba que podamos vencer esta pandemia que está matando personas que al comienzo no tuvieron la oportunidad de una vacuna a tiempo, y ahora a las que no cumplen con la bioseguridad. Las autoridades correspondientes tendrán que esforzarse mucho para controlar y sancionar, de ser el caso, a los renuentes en cuidarse, que no piensan que pueden contraer la enfermedad y contagiar a sus familiares y a otras personas con quienes se contacten. (O)


Taty Donoso

Exijan, no den regalos sino que multen, muchas personas no se ponen mascarillas y conversan, tosen, estornudan, escupen. Comprueben en las ciudadelas Urdesa la avenida Víctor Emilio Estrada, Kennedy en la avenida San Jorge (aún más en las afueras de los centros comerciales).

Policías, agentes de tránsito, militares, hagan algo, trabajen poniendo el orden por el incumplimiento de los protocolos en la pandemia que vivimos. (O)