Son indudables, aun en tiempos de pandemia, los desplazamientos de personas a los balnearios y otros puntos del Ecuador en los días ibres, por conmemorarse una fiesta oficial.



Unos ciudadanas dicen que los feriados favorecen el turismo y comercio, otras lo contrario y que las fechas cívicas, patrióticas deben conmemorarse solo el día que señala la historia. (I)

Publicidad



Alfredo Ludeña Valdiviezo

¿Convenientes o no? Efectivamente los feriados son días de celebración o recordación de un importante evento, como que se efectúan en todos los países del mundo. A través de mucho tiempo se celebraron en Ecuador en el día indicado en el calendario, sin embargo, a petición del sector turístico se ajustó a los fines o inicios de semana, salvo algún día intermedio, como lo realiza Colombia con el fin de que los ciudadanos tengan uno o dos días adicionales libres de trabajo, para desplazarse fuera o quedarse disfrutando dentro de su ciudad o población y reactivar el comercio turístico.

Considero una excelente idea, una buena oportunidad para el sector turístico, fuente muy importante de la economía de los países. Sin embargo, comparado con nuestra región, estamos muy por debajo del promedio de crecimiento en esta área, y teniendo muchísimos recursos naturales son pocos aprovechados; al parecer ningún gobierno ha dado la importancia suficiente a este sector. En Europa o en algunos Estados de Norteamérica el turismo es el primer rubro de las economías e inclusive en países con limitados recursos como es Cuba. (O)


Publicidad


Carlos G. Zurita Aldás

No es correcto tantos feriados móviles, pues afecta la producción, con más razón es peor en pandemia.

Elogiamos el progreso posguerra de Alemania o Japón que fue con mucho trabajo y esfuerzo, pero nosotros hacemos lo contrario. Se justifica diciendo que es para incentivar el turismo, pero tenemos un ministerio que debe elaborar programas para coordinar con empresas, gremios, etc., y promocionar temporadas bajas, lo cual es más barato, por ejemplo. Los legisladores que hacen estas leyes, la mayoría son académicos, juristas, deportistas, de la farándula, y pocos son del área productiva; por lo tanto no están hechas de acuerdo con la realidad o necesidad de progreso. Correa ordenó hacer al apuro antes de la Navidad el último cambio de sábado a viernes y de domingo a lunes, pues antes ordenó los puentes, este cambio al apuro fue en la campaña de Moreno, puro proselitismo político. En Guatemala, qu es un país parecido al nuestro, tienen dos feriados cívicos nacionales y uno local de cada ciudad, aparte los feriados religiosos, y el carnaval nos es feriado. Tomemos este ejemplo. (O)



Camila Cisneros

En tiempos de un virus muy contagioso escogemos tener farras prácticamente todos los meses del año por los feriados de puentes largos y nos enfermarnos con una nueva variante del COVID-19 aunque estemos vacunados, o quedarnos en la casa arreglando, reciclando, viendo películas; porque los jefes de los hogares, los padres y las madres no tenemos dinero para sacar al paseo y a comer en las calles, pagar hoteles, viáticos, gasolina, para toda la familia. Muchos ecuatorianos no salimos de viaje en los feriados, no estamos en las aglomeraciones ya que más caro es perder la vida por el coronavirus, o sufrir problemas poscovid que tienen que ser atendidos por médicos para recuperar bien la salud. Tampoco deben cambiar las fechas cívicas que inventó el gobierno de ‘las mentes lúcidas y ‘manos limpias’; tienen que celebrarse solo la fecha que es, no tienen que añadir más días por gusto. (O)



Antonio López

Ecuador celebra todo, tiene muchos puentes. ¿Existe un estudio, existe una investigación fidedigna que diga que si desde hace 14 años que empezaron a extender puentes por feriados realmente el país en el turismo, en la economía, ha ganado dinero, miles o millones de dólares, cuánto ha ingresado, qué sectores ganan, se han enriquecido?

Nos parece que hay muchas vacaciones, vagancias; por ejemplo en un feriado un taxista independiente en Guayaquil no tiene pasajeros, porque han viajado o están metidos en las casas.

Los acontecimientos históricos perdieron la importancia, los trasladan de días, nadie los siente, nadie los venera, no hay actos solemnes, por ejemplo los desfiles, no hacen por la pandemia; por otro lado, hacen puentes vacacionales de cuatro días, cinco días para trasladarse a las playas, piscinas, aglomeraciones, más virus. Los ñinos, los jóvenes, no les interesa el acontecimiento histórico, solo están interesados por vagar, no tienen clases virtuales en dichos feriados. (O)



José Ortoneda Sánchez

Recordando el famoso cuarteto escrito por el poeta español Ramón de Campoamor: “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color, del cristal con que se mira”.

Los feriados con puentes y cambios de fechas son convenientes porque existe un aparente descanso para quienes trabajan en relación de dependencia, ya que así pueden estar más tiempo con su familia, viajar a otros lugares a visitar a familiares, conocer otros sitios, ir a tomar aire fresco en las playas, etc.; son inconvenientes para los patronos que no cuentan con sus trabajadores en esos días, así como para las personas (un significativo porcentaje del pueblo ecuatoriano), quienes no tienen un empleo seguro ni trabajan como informales, ya sea por falta del medio económico u otros motivos, o porque lo que ganan como salario básico no es suficiente ni para lo más elemental para subsistir.

Particularmente, pienso que las fechas importantes deben festejarse con respeto y recordarse con amor y civismo el mismo día que está en el calendario, haciendo una excepción en las festividades de Navidad y del año nuevo. (O)