Joao Joshimar Rojas presenta una lesión de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, informaron este martes de manera oficial los servicios médicos del club Monterrey.

El futbolista ecuatoriano, que apenas cumplía su debut con el equipo de los Rayados de la Liga MX el sábado en duelo ante el América, “será sometido a un procedimiento quirúrgico en los próximos días”.

“Posteriormente se podrá determinar un pronóstico de recuperación”, indica el reporte publicado en el sitio oficial de Monterrey.

Publicidad

La entidad regiomontana no detalló el tiempo de inactividad del extremo izquierdo de 24 años que ficharon en junio, en una operación con Emelec.

Según reportes de medios de comunicación mexicanos, el panorama para Rojas es complicado, pues el lunes el diario Récord avanzaba que se trata de una “ruptura de ligamento cruzado anterior” y el jugador corre el riesgo de quedar fuera de actividad hasta el próximo año.

El exjugador de Emelec fue sometido a otros estudios para conocer la situación real, dado que la tarde del lunes fue evaluado en horas de la tarde.

Publicidad

En declaraciones a la prensa, Rojas manifestaba el mediodía: “Esperamos estar bien y no sea nada grave. Todos (los médicos) dicen que no es nada grave y que la rodilla está bien, igual esperemos hasta la resonancia magnética para que ya pueda tener un resultado y salir de cualquier duda”.

El panorama para el ecuatoriano no es alentador si se contempla que durante la cirugía los especialistas pueden identificar una ruptura completa, o puede haber ruptura de algún ligamento o puede existir el compromiso de un menisco o de otra parte de la articulación.

Publicidad

Los tiempos de recuperación del ligamento cruzado anterior varían de entre seis, nueve y hasta doce meses puesto en cancha el atleta. Las estadísticas pueden ser muy poco probables también, porque distintos son los valores de cada deportista durante la cirugía.

Existen casos como el del delantero Radamel Falcao García, la gran estrella colombiana de cara al Mundial de Brasil 2014, que sufrió una lesión del ligamento cruzado anterior en la rodilla izquierda durante un partido de su equipo, el Mónaco, en la Copa de Francia, el 22 de enero de 2014.

Los medios de información de Colombia confiaron que porque la cirugía del atacante concluyó con éxito “existe una posibilidad de que pueda competir en el Mundial de Fútbol de Brasil”. “Aún tiene esperanzas de ir al Mundial”, dice un esperanzador cable de la agencia Reuters, “pero todo dependerá de su proceso de recuperación, dijeron los médicos que participaron en la cirugía”.

Es que el equipo médico que lo operó en la capital de Portugal no descartó que Falcao pudiera volver a los terrenos de juego a tiempo.

Publicidad

“Le he dicho que la posibilidad está presente. Depende de muchas cosas, de la cirugía, de la fisioterapia y de él”, decía en rueda de prensa el médico José Carlos Noronha.

Una lesión como la que sufrió el futbolista colombiano suele acarrear una incapacidad de seis meses, según ortopedistas.

Finalmente el Tigre se cayó de la convocatoria mundialista elaborada por José Néstor Pékerman.

Después de su lesión, Falcao retornó a las canchas en agosto de 2014 con la camiseta del Mónaco. “Me encontré muy bien, muy contento después de tanto tiempo. La lesión quedó atrás, me he sentido muy seguro de la rodilla y muy fuerte”, afirmó en ese momento.

El tiempo medio de baja por lesión de LCA varía

Un estudio, publicado en la revista British Journal of Sports Medicine en 2016, señala que el tiempo medio de baja después de la reconstrucción del LCA (ligamento cruzado anterior) fue de 6,6 meses para volver a entrenar y de 7,4 meses para volver a la competición.

“La vuelta a la competición un año después de sufrir la lesión de LCA fue muy alta (85,8 %); sin embargo, tan solo el 65 % (60 de 93 jugadores) fueron capaces de competir al máximo nivel tres años más tarde”, menciona el estudio que fue compartido en febrero de 2020 por Barça Innovation Hub, en cuya web oficial agrega: “La lesión de LCA puede ocasionar una prematura osteoartritis”.

La investigación de British Journal of Sports Medicine se basó en el análisis de 78 equipos de élite de 16 países europeos distintos durante quince temporadas consecutivas desde enero de 2001 hasta mayo de 2015 (365 temporadas analizadas y 10.157 jugadores/temporadas).

Dichos estudios mencionan que la lesión de LCA no se ha reducido en los últimos quince años en el fútbol de élite.

“La frecuencia de la lesión de LCA fue de 0,4 por equipo y temporada, lo que significa que de media un equipo sufrirá una lesión de LCA cada dos temporadas”.

“Las sesiones de entrenamiento producen un muy bajo riesgo de lesión en el LCA. La frecuencia de lesión es 20 veces superior en los partidos de competición”, detalla.

Es el caso del ecuatoriano Joao Joshimar Rojas, quien se lesionó en el minuto 86 del partido de la segunda jornada del Torneo Apertura 2022 del fútbol mexicano, en el que Monterrey enfrentó al América.

Cuando se jugaban los instantes finales del compromiso y el América estaba lanzado en cancha rival en busca del empate, Rojas acudió al sector izquierdo para cerrarle los espacios al lateral americanista Miguel Layún, pero en ese intento Layún se saca la marca y Rojas pasa de largo y cae inmediatamente al césped. El futbolista ecuatoriano quedó tendido en el piso agarrándose la rodilla izquierda. Fue sustituido en el minuto 89.

Rojas ponía en duda la gravedad de la lesión cuando fue visto esa misma noche en el exterior del estadio BBVA caminando por su cuenta. Eso sí, llevaba un vendaje en la zona afectada.

Jorge Guagua, Darío Aimar, Pedro Pablo Velasco son algunos de los jugadores ecuatorianos que en tiempos recientes sufrieron lesiones de ligamento cruzado anterior y les tomó hasta ocho meses terminar la recuperación con el trabajo de rehabilitación, sin contar el tiempo de entrada en cancha. Guagua ya es futbolista retirado, mientras que Aimar y Velasco juegan en Barcelona SC. (D)