Martín Mandra, delantero argentino ya retirado de la actividad profesional y ahora dedicado a la dirección técnica, fue una de las figuras del Deportivo Quito, que logró dos títulos seguidos en las temporadas 2008 y 2009.

El apodado Buitre, de 48 años, arribó al país en el 2007 para reforzar al Deportivo Azogues, donde también destacó. Pasó al conjunto capitalino y además militó en el Manta.

Ahora como técnico, Mandra sueña con devolver a los chullas a la primera división y abandonar la segunda categoría a donde llegó por las deudas que dejaron directivas anteriores y el club fue sancionado con resta de puntos y descenso.

Publicidad

“El amor y el cariño por el club es muy grande, siento que los hinchas me tienen mucho respeto, admiración y mucha confianza, desde hace tiempo quería agarrar (dirigir) al Quito”, contó.

“Sentí que con mi retorno la pasión de los aficionados iba a revivir. Empezamos cambiando el complejo, haciendo arreglos junto con los dirigentes, sabía que el puntapié inicial era primero arreglar la casa y luego avanzar”, añadió Mandra en conversación con radio KCHFM.

El exdelantero también se mostró orgulloso por el hecho de que equipos como Independiente del Valle y Barcelona SC los hayan escogido como rival para las presentaciones de su plantel.

Publicidad

“No creo que sea casualidad que Independendiente del Valle y Barcelona SC nos inviten a su presentación, creo que es por las cosas que se han hecho desde diciembre”, precisó.

“Que los clubes grandes nos hagan invitaciones es porque estamos más vivos que nunca y es lo que quería, que respeten al Quito como lo hicieron en toda nuestra historia”, concluyó Mandra. (D)