São Paulo superó este miércoles por 2-0 a Talleres con un tanto de penalti de Lucas Moura y un zurdazo desde fuera del área de Luciano en un partido caliente y con polémica arbitral que le permitió avanzar a octavos de final de la Copa Libertadores como primero del grupo B.

El equipo brasileño aprovechó un penalti cometido por Depietri sobre Néstor al filo del descanso y un bello chut de Luciano en el último minuto para asumir el liderato de grupo con los mismos 13 puntos que el conjunto argentino, pero con mejor diferencia de goles.

Copa Libertadores: Así queda la tabla del Grupo B con Sao Paulo FC como su ganador y Barcelona SC clasificado al playoff de Sudamericana

Ambas formaciones saltaron al césped ya clasificados para octavos de final, pero faltaba por dirimir el primer lugar, que a priori le dará al cuadro de Luis Zubeldía un cruce más accesible.

Publicidad

Fue un partido tenso, con tángana en el descanso por un penalti no pitado al club cordobés y otra más al final que acabó con la expulsión de Miguel Navarro para los visitantes.

Barcelona SC triunfa ante Cobresal por Copa Libertadores y asegura su cupo en la repesca de la Sudamericana

El Tricolor de Morumbí afrontaba uno de los partidos más duros de lo que va de temporada con el empuje de 56.000 hinchas en las gradas.

Talleres llevaba 17 partidos invicto, poco más de tres meses sin perder, y solo le hacía falta un punto para mantenerse en la cima.

Publicidad

Sin la urgencia de ir por la victoria, Talleres salió cerrado atrás y con sus once jugadores por detrás de la línea del balón.

Poco a poco fue llevando el partido a donde quería: juego duro, poco ritmo, ninguna ocasión y arañando segundos al reloj con pérdidas de tiempo.

Publicidad

São Paulo se desesperó. No encontró los caminos al área rival. Lucas Moura no aparecía, tampoco había noticias de Luciano.

Y para colmo la primera gran ocasión fue del equipo argentino en un disparo casi a bocajarro de Depietri que despejó Rafael.

Pero fue precisamente el extremo argentino el que, segundos después de dar una patada al aire en una jugada de ataque, echó a perder el plan de Walter Ribonetto al cometer penalti sobre Rodrigo Néstor al filo del descanso.

Lucas Moura falló desde los once metros, pero entre el árbitro y el VAR ordenaron repetir la pena máxima porque Guido Herrera tenía los dos pies por delante de la línea de gol en el momento del lanzamiento.

Publicidad

Segunda oportunidad, disparo al centro y gol del exjugador del Tottenham.

Talleres aún pediría un penalti antes del descanso en una falta temeraria de Luciano sobre Sosa. Ni el árbitro ni el VAR dijeron nada para indignación de los visitantes.

El equipo de Córdoba dio un paso al frente en la segunda mitad, pero ahora era al São Paulo al que le interesaba perder tiempo y truncar el juego.

Y lo consiguieron. Los argentinos solo intimidaron algo con Sosa por la izquierda y un par de tiros lejanos.

Luciano cerró el partido en el minuto 90 con un zurdazo lejano que certificó la victoria número cien del São Paulo en la Libertadores. (D)