“Yo soy como el buen vino, espero llegar a ser aún mejor”. Elegido mejor jugador FIFA 2020, Bota de Oro europeo en 2020-2021 y mejor delantero del año 2021, el goleador del Bayern Robert Lewandowski ‘rozó’ sin embargo el Balón de Oro este lunes en París, pero finalizó segundo en la votación tras la leyenda Lionel Messi, que tuvo unas palabras de reconocimiento para el polaco.

“Es un honor estar aquí contigo, has batido récords y también mereces ganar el Balón de Oro. Todo el mundo estuvo de acuerdo que el año pasado fuiste el ganador. No se pudo hacer por el tema de la pandemia, pero creo que mereces tener este trofeo en tu casa”, proclamaba Messi ante el mundo, publica diario AS de España.

Y no le falta razón al argentino ya que Lewandowski, si France Football no hubiera anulado la edición 2020 del Balón de Oro, formaría parte del palmarés del galardón. En cualquier caso, el futbolista todavía está a tiempo porque a sus 33 años sigue en la élite.

¿El secreto?

Pues además de poseer un instinto innato en el área, le debe buena parte de su éxito al cuidado de los pequeños detalles, entre ellos la alimentación y la preparación física. Dos aspectos en los que desempeña un papel fundamental su mujer, Anna (33), que ha sido karateca y es graduada en Educación Física y especialista en nutrición.

The Times desveló hace poco que ambos se han adherido a la denominada dieta invertida, que se caracteriza por el consumo del postre al principio de las principales comidas del día. Pero más allá del orden de los factores, el patrón dietético que siguen ambos incluye huir de los alimentos ultraprocesados, de la lactosa y de la harina de trigo.

“Tortitas, brownies, espaguetis de verduras, cremas, aguacate, ensaladas... También nos gusta comer pescado de alta calidad. A veces, después de los entrenamientos, bebemos zumo de remolacha con canela o pimienta de cayena. Comemos carbohidratos y proteínas por separado. Además, solo buenos alimentos y sin lactosa. Una de las cosas más importantes es que no comemos alimentos fritos, y tampoco nada de comida rápida”, aseguraba la joven a Bild.

Pocos dudan de que Lewandowski es el mejor delantero del mundo en la actualidad. Y no parece que vaya a levantar el pie del acelerador. Acaba de cuajar el mejor inicio de su carrera, con 30 goles en 26 partidos entre todas las competiciones; 25 con el Bayern en 20 partidos, y 5 goles en 6 partidos con la selección de Polonia. Un ‘killer’ de manual. (D)