El número 1 mundial Novak Djokovic, fulminado por Jannik Sinner en las semifinales del Abierto de Australia (6-1, 6-2, 6-7 (6/8) y 6-3), donde no había perdido un partido en seis años, señaló en rueda de prensa que había jugado “uno” de sus “peores partidos en Grand Slam”, este viernes en Melbourne.

“Esta ciudad es muy especial para mí. Espero simplemente que tenga la oportunidad de volver, jugar al menos otra vez”, dijo el serbio de 36 años, que buscaba ampliar su récord a 25 títulos de Grand Slam, como los 10 que colecciona en Australia.

¿Cómo califica su partido?

Publicidad

Me dominó completamente hoy. En cierta manera, me sorprendió mi nivel, en el sentido negativo. No hubo casi nada que hiciera bien en los dos primeros sets. Creo que es uno de los peores partidos que he jugado en Grand Slam. No fue agradable para mí jugar así. Pero ‘bravo’ para él por haber hecho todo mejor que yo. Lo intenté, luché, fui capaz de elevar mi nivel un poco en el tercer set, jugué un tie-break y salvé una bola de partido. Pero de nuevo, en el cuarto, hice un muy mal juego con 2-1. Globalmente mi nivel de juego no fue para nada bueno.

¿Le sorprendió?

Por un lado sí, creo que no jugué tan mal en los dos primeros sets, pero por el otro no me sentí yo mismo en la pista a la largo de todo el torneo. Honestamente, desde el comienzo, no me acerqué a mi mejor tenis. Quizás en el partido contra Mannarino (octavos), pero en los otros partidos no jugué al nivel de mis estándares habituales en Australia.

Publicidad

No dispuso de ninguna bola de rotura por primera vez en Grand Slam...

Esta estadística dice muchas cosas. Lo primero es que él sirvió con una gran precisión. Yo, es difícil de decir... Hubo muchas cosas negativas en mi juego hoy: El revés, el desplazamiento, la derecha, el resto... Todo fue insuficiente. Él hizo un partido perfecto.

Publicidad

Esta derrota marca el fin de una serie de 33 victorias consecutivas en el Abierto de Australia.

La serie tenía que terminar un día. Al menos hice todo lo que podía en unas circunstancias en las que no jugaba bien. Perdí contra un jugador que tiene muchas opciones de ganar su primer Grand Slam. Esta ciudad es muy especial para mí, es el Grand Slam en el que he tenido más éxito. Espero simplemente que tenga la oportunidad de volver, al menos otra vez.

¿Se puede interpretar este partido como un relevo generacional?

Veremos, no lo sé. Mantengo ambiciones elevadas para los otros Grand Slams, para los Juegos Olímpicos y el resto de torneos en los que participaré. Es solo el comienzo de la temporada y no es el sentimiento que he tenido habitualmente. Era una satisfacción comenzar la mayor parte de mis temporadas con un título de Grand Slam y de no haber perdido nunca en semifinales y en la final del Abierto de Australia. Esta vez es diferente. No he jugado un torneo a la altura de mis estándares, del nivel al que juego habitualmente o el que espero jugar. Pero esto no quiere decir que sea el principio del fin. Veremos lo que pasa en el resto de la temporada. (D)

Publicidad