Julio César Chávez, considerado el mejor boxeador mexicano de todos los tiempos, tendrá este sábado su última pelea de exhibición ante el puertorriqueño Héctor Camacho Jr., hijo el Macho Camacho, combate a realizarse en el estadio Jalisco, de Guadalajara.

A sus 58 años, Chávez, excampeón mundial en tres divisiones diferentes, tuvo en años recientes varias peleas de exhibición con la intención de recaudar fondos para personas en precariedad y prometió que ésta será la última.

Su rival cuenta con 41 años y es hijo del fallecido excampeón mundial Héctor Macho Camacho, quien en 1992 no pudo arrebatar a Julio César Chávez el título súper ligero del Consejo Mundial de Boxeo.

Durante la presentación de la pelea, Chávez y Camacho Junior se dieron varios empujones y el mexicano subrayó que se preparó para esta despedida como si se tratara de una pelea profesional.

Publicidad

“Lo estoy haciendo como si fuera una pelea profesional, porque es mi última exhibición. Además, el hijo del Macho va a querer lucirse. Sabemos que es una exhibición, pero a la hora del combate se va a notar como una pelea formal”, sentenció.

También en la presentación del combate, Héctor Camacho advirtió a Chávez que la pelea le pesará por su veteranía.

“Usted piensa que es el mismo de antes, el que le ganó al Macho Camacho y eso ya no se puede. Usted ya está viejito, ya no puede ser el mismo que antes era. Lo que hizo fue pasado, eso ya lo hizo, ahora no podrá”, aseveró Camacho.

Completarán la función que protagonizan JC Chávez y Héctor Camacho Jr los hijos de la leyenda mexicana, Julio César y Omar Chávez.

Chávez Jr. se medirá al brasileño Anderson Silva, ex campeón de peso medio de artes marciales mixtas, y Omar Chávez peleará ante Ramón Inocente Álvarez, hermano de Saúl Canelo Álvarez, el mejor boxeador libra por libra del momento.

En la cartelera estará también el ecuatoriano Abel Authentic Mina, que se mide con el mexicano Damián Sosa por el título latinoamericano superwélter de la Organización Norteamericana de Boxeo (NABO).

Publicidad

Mina pasó el viernes el pesaje con 153 libras, al igual que su oponente, Damián Samurái Sosa, quien llega con récord de 17 peleas y una derrota.

Por su parte, el historial del ecuatoriano registra trece peleas profesionales, sin derrotas, un invicto que pondrá en juego esta noche, un paso más en el camino al título mundial.

“Se ha ganado la primera batalla. Di el peso sin ningún problema. Tenemos pelea por el título latino de la OMB”, posteó el boxeador de Puerto Quito.

En dicha función hará su debut en el boxeo profesional Johan Álvarez, 17 años, sobrino del Canelo, quien pelea en la división superpluma. (D)