Quedan pocos días para que la Federación Ecuatoriana de Ciclismo (FEC) defina quién será el representante de Ecuador en los Juegos Olímpicos de París 2024 para las pruebas de ruta y contrarreloj.

Esta situación ha generado una discrepancia entre la institución y el medallista de oro en Tokio 2020, Richard Carapaz, quien asegura que aquel cupo le “pertenece”. Sin embargo, tras el cambio de reglamento, sería Jhonatan Narváez quien viaje a Francia en busca del triunfo.

¿Richard Carapaz y Jhonatan Narváez, a Juegos Olímpicos? Una ‘invitación’ es la opción que maneja la FEC para tener dos representantes en París 2024

La variación en las normativas llevó al carchense a quejarse alegando que se ha “creado un reglamento que ni siquiera tiene base o sustento”.

Publicidad

Fedeciclismo: El cupo a Juegos Olímpicos le pertenece a Ecuador, ningún ciclista puede atribuirse su participación

Ante lo complejo de la situación, el Ministerio del Deporte mostró su preocupación por lo que está sucediendo y aseguró que pidió un informe a la FEC.

Que indique y explique, con la mayor precisión posible, los criterios de puntuación y el sistema de clasificación que han tomado en cuenta para la selección del único cupo olímpico que tenemos, debiendo enmarcarse este mecanismo en un proceso honesto, justo y transparente”, dice el escrito.

La cartera de Estado reconoce que no tener a Carapaz en París sería algo negativo, por lo que aspiran a que la Locomotora pueda llegar a la cita olímpica, ya sea por la iniciativa del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) de solicitar a la Unión Ciclística Internacional (UCI) un cupo adicional o por los puntos en el ranking.

Publicidad

“Al igual que la mayoría de los ecuatorianos y muchos extranjeros amantes del ciclismo, nos ilusiona volver a tener a Richard peleando una nueva medalla, sea por su clasificación por puntos o por la iniciativa del COE en solicitar a la Unión Ciclística Internacional (UCI) un cupo directo que le permita estar en París como campeón olímpico, pues no contar con su presencia sería un episodio muy triste no solo para el Ecuador, sino también para el deporte mundial”, argumentó el ministerio. (D)