Rusia se clasificó para la final de la Copa Davis este sábado al imponerse 2-0 a Alemania, tras ganar Daniil Medvedev a Jan-Lennard Struff (6-4, 6-4) en el segundo partido individual de semifinales.

Los rusos se enfrentarán en la final a Croacia, que el viernes eliminó 2-1 en el dobles decisivo a la Serbia de Novak Djokovic.

La victoria de Medvedev convierte en intrascendente el encuentro de dobles previsto entre los rusos Karen Kachanov y Aslan Karatsev y la pareja germana formada por Tim Pütz y Kevin Krawietz.

Medvedev dio el punto definitivo a Rusia en el segundo partido individual, después que Rublev, número cinco del mundo, hubiera abierto el camino imponiéndose a Dominik Koepfer (6-4, 6-0) en el primer encuentro del cruce.

Publicidad

Rublev se mostró mucho más sereno este sábado que en partidos anteriores, donde se multiplicaron sus imágenes de enfado cada vez que algo no le salía bien.

El ruso, único de su equipo que ha perdido un partido frente al español Feliciano López en la fase de grupos, se apoyó en su saque para acabar imponiéndose a un poco combativo Koepfer en 49 minutos.

‘Concentrado’

“Estuve muy concentrado de principio a fin”, subrayó Rublev tras la victoria que encarrilaba la clasificación rusa ante una Alemania que, sin su número uno Alexander Zverev, había ganado en la fase de grupos a Serbia y había llegado a semifinales apoyada en la invencibilidad de su pareja de dobles.

“En otros (partidos) sentía que ganaba bastante fácil, sin hacer mucho esfuerzo y me relajaba. Entonces el rival empieza a jugar mejor y se complica”, añadió Rublev, que, en principio, se medirá en la final al croata Borna Gojo.

En el siguiente encuentro individual de este sábado, Medvedev apenas necesitó 1 hora y 6 minutos para imponerse a Struff, número 51 del mundo, que, al contrario que Koepfer, no dio ningún punto por perdido.

En la primera manga, con los dos hombres agarrados a su servicio, Medvedev tuvo que esperar al noveno juego para romper el saque de Struff y ponerse 5-4 antes de cerrar la manga con su propio servicio.

El segundo set fue un calco del primero con un Medvedev dominante ante un Struff batallador, que perdió su saque en el quinto juego.

Medvedev se puso 3-2 por delante y ya le llegó con defender su saque para hacerse con la manga y el partido y lograr el punto definitivo, que metía a Rusia en su sexta final de Copa Davis.

Los rusos, que habían caído en semifinales de este torneo ante Canadá en 2019, buscarán el domingo ante Croacia su tercera Ensaladera de Plata, tras sus triunfos en 2002 y 2006. (D)