No cesa la repercusión de la denuncia hecha por Richard Carapaz el sábado anterior. Tras una actuación extraordinaria el ecuatoriano se cubrió de gloria al quedarse con la medalla de oro en la prueba de ciclismo de ruta de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero lamentó no tener un equipo multidisciplinario que lo asistiera. Carapaz y su compañero Jhonatan Narváez tuvieron que pedir ayuda a masajistas del equipo británico Ineos, para el que corren profesionalmente, y que acudieron a Japón como parte de delegaciones de selecciones de Europa.

“Nos hemos tenido que buscar un masajista, hemos venido solos. Nos aprovechamos de la gente de Ineos que estaba aquí, que estaban con Inglaterra e Irlanda. Pedíamos ayuda a la gente para esto y ellos son los que realmente nos han dado la mano cuando lo necesitamos”, reveló Carapaz, poco antes de la ceremonia de premiación, en charla con varios medios de comunicación españoles.

Dos días después el Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) en una “aclaración” al carchense recordaba que este recibió “terapia por 45 minutos” un día antes de la competencia consagratoria. Sin embargo, Sebastián Palacios, ministro del Deporte, aseguró que el COE le mostró una lista, antes del viaje a Japón, en la que constaban nombres de personas que iban a viajar a los Juegos para desempeñar funciones de mecánicos, fisioterapeutas y entrenadores de los ciclistas.

“Antes de los Juegos Olímpicos hubo reunión con la dirigencia del COE en la que les pedimos que nos dijeran qué equipo multidisciplinario acompañaría a los deportistas ecuatorianos (en Tokio). Es decir, qué fisioterapeutas, psicólogos y entrenadores estarían a lado de ellos. El COE nos mostró una lista en la que todo deportista (48, en total) tenía a su entrenador. En el caso del ciclismo, según la lista del COE, (los competidores) tenían un mecánico, un fisioterapeuta y entrenadores. Con esa lista, como Ministerio del Deporte, pensamos que todo estaba cubierto y que los recursos (entregados por el Estado) estaban bien utilizados”, dijo Palacios en charla con radio La Redonda, de Quito, este martes.

‘El daño ya estaba hecho’

Agregó: “Era poco tiempo el que quedaba para el comienzo de los Juegos Olímpicos y es acá, en Tokio (donde actualmente está el ministro), cuando sale la declaración de Carapaz. Esto hizo que el COE hiciera los correctivos del caso, pero el daño ya estaba hecho. Ahora le corresponde al Ministerio hacer un análisis exhaustivo para determinar cómo fueron usados los recursos transferidos al Comité”, anticipó el funcionario público.

Sobre el punto del dinero entregado al COE, Palacios enfatizó: “Hay que garantizar que esos recursos sean bien destinados. Transferimos $ 574.000 (para los JJ. OO.) al COE porque esta institución tiene la responsabilidad exclusiva de la organización de la delegación (nacional) rumbo a los JJ. OO., y debe entregar a los deportistas todo lo que necesitan para que no les falte nada, y se sientan respaldados y puedan competir de la mejor manera”.

De la falta de personal en Tokio para asistir a Carapaz y Narváez, tras una competencia extenuante el ministro Palacios declaró: “El COE nos dijo que seis fisioterapeutas eran suficientes para 48 deportistas. Pequé de confiado porque ellos (Comité Olímpico) tienen su autonomía y responsabilidad, pero la seriedad se demuestra siendo verdad lo que se dice”.

Eventual auditoría al COE

Y de las inconsistencias que afirma que hay entre en el listado que le mostró el COE, que preside Augusto Morán Nuques, y la realidad (ausencia de masajistas y deportistas sin entrenadores, como las representantes de tiro olímpico), Palacios retomó el tema del “análisis de uso de recursos” para advertir que “si hay uso indebido le pediremos a la Contraloría General del Estado hacer auditoría” al dinero que recibió el COE.

Palacios, que fue ciclista y seleccionado nacional, no refuta las quejas de Carapaz. ”Comparto completamente las declaraciones de Richard. Él ha tenido una trayectoria en la que muchos dirigentes no lo apoyaron ni le dieron soporte cuando más lo necesitaba. Recordemos cómo, en el gobierno anterior, se lo sancionó y se lo dejó fuera de unos Juegos Bolivarianos (2017). Carapaz se ha referido en varias ocasiones a la falta de apoyo con la que ha tenido que lidiar en su carrera deportiva. En Tokio hace una queja sobre el masajista o fisioterapeuta y el COE debe responder, y así veo que lo ha hecho en redes sociales”, dijo el ministro del Deporte. (D)