Joker, la aclamada película del director Todd Phillips, superó con creces sus proyecciones en taquilla y ahora tiene un nuevo aspecto destacado. El pasado fin de semana superó a en ventas a nivel estadounidense a Batman vs. Superman: el origen de la justicia, la malograda producción que se estrenó en 2016.

La película protagonizada por Joaquin Phoenix alcanzó un total de 330,60 millones de dólares en EE.UU., por lo que supera sin problemas los 330,36 millones de dólares que hizo la producción que por primera vez en la historia juntó en el cine a los principales personajes de DC Comics. De esta manera la cinta de Phillips solo se ubica por debajo de Aquaman ($ 331,37 millones) y Wonder Woman ($ 412,56 millones).

A nivel mundial la cinta del más villano más famoso de DC alcanza 1,049 millones de dólares. Con un presupuesto de $ 65 millones se ha convertido en la película basada en un personaje del cómic más rentable en la historia del cine, incluso por encima Avengers: Endgame de Marvel.

Joker está por salir de cartelera, pero aún espera por más. Tras ganar el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia, es una de las favoritas para triunfar en la próxima temporada de premios de Hollywood, incluso en el Óscar, donde Phoenix podría finalmente alcanzar el máximo premio de la industria cinematográfica.

Por otro lado se habla de una segunda entrega, pero por el momento no está confirmado. (E)