Camilla Parker Bowles todavía es recordada por su apellido de casada con el anterior marido, Andrew Parker Bowles. De hecho, los seguidores de la realeza recuerdan a Camilla no como reina consorte, sino como la amante de Carlos III con quien era infiel a Lady Di.

Con el tiempo, la actual reina consorte ganó aceptación en la familia real por ser siempre educada, nunca fuera de lugar, y más sofisticada. Ahora es símbolo de elegancia, y la reina Isabel II dejó escrito que ella sería la reina y lo es. Y a diferencia de su suegra, Camilla luce con un look diferente, así lo reseña ElNacional.cat.

El nuevo look de Camilla Parker a sus 75 años

Una cuenta de Instagram experta en royals escribe: “La reina Camila parece haberse cortado el cabello. Este bob angulado se aleja un poco de su aspecto típico y, sinceramente, es bastante sorprendente en el periodo de duelo. Miré otras imágenes de esta semana y creo que definitivamente se lo hizo ayer u hoy”, afirman.

Publicidad

El parecido que pone en duda la paternidad del rey Carlos III: este fue el amante de Lady Di, James Hewitt a quien señalan de ser el padre del príncipe Harry al ser como dos gotas de agua

“Un corte bob para sacarse años de encima, ahora que ya avanza hacia los 80. Tiene 75 y el nuevo pelo la favorece”, así lo destaca una revista experta en elegancia, Vanity Fair: El nuevo corte y el color hacen que la reina Camilla parezca mucho más moderna.

Camilla es desde hace tiempo una fiel clienta del peluquero londinense Jo Hansford, aunque no confirmó si Jo es el artista que está detrás del último look de belleza de la reina consorte.

De hecho, su peinado cambió poco a lo largo del tiempo, pero últimamente tiene un toque más contemporáneo que los fans de la realeza no echan en falta.

Publicidad

Seguidores de la realeza británica inician una campaña en redes sociales llamada “#FreeHarry”: Desean demostrar que el hijo de la princesa Diana estaría cansado de su esposa Meghan Markle

La revista añade: “Su pelo ha sido el mismo durante 40 años. Mientras que otras mujeres de la realeza han intentado hacer retoques ocasionales, a veces imperceptibles, en sus peinados, al igual que Isabel II, la reina consorte Camilla ha elegido un look característico y se ha ceñido a él. Aparte de haber añadido algunas mechas adicionales para acomodar la aparición de mechones blancos, sigue teniendo el mismo aspecto”.

Lo cierto es que no se sabe cuánto podría costar el nuevo look de Camilla, ya que Jo Hansford tiene un acuerdo de confidencialidad y no puede hablar de sus clientes famosos.

Publicidad

Lo que sí se sabe es que hacerse el color en ese salón de belleza de Londres cuesta 683 euros, así lo reseña la famosa revista. (E)

Te recomendamos estas noticias