El padre de Britney Spears, Jamie, acordó renunciar como su tutor, según documentos judiciales presentados hoy.

Jamie Spears dijo en la presentación de la Corte en Estados Unidos, que trabajará con el abogado de Spears para hacer la transición a un nuevo curador.

Brittney Spears había presionado para que su padre fuera destituido como su tutor, un puesto que le otorga poder sobre sus decisiones financieras.

Jamie Spears aceptó que es hora de dejar el cargo de curador de la herencia de Britney (lo aclaró en nuevos documentos legales presentados) y quiere trabajar con el tribunal en una transición ordenada.

El abogado de Jamie presentó dichos documentos en los que dice: “De hecho, no hay motivos reales para suspender o destituir al Sr. Spears como curador del patrimonio... y es muy debatible si un cambio en este momento sería lo mejor para la Sra. Spears“.

Y luego, baja el tono... “Sin embargo, incluso cuando el Sr. Spears es el objetivo incesante de ataques injustificados, no cree que una batalla pública con su hija por su servicio contínuo como su curador sería lo mejor para ella. Entonces, aunque debe impugnar esta petición injustificada para su remoción, el Sr. Spears tiene la intención de trabajar con el Tribunal y el nuevo abogado de su hija para preparar una transición ordenada a un nuevo curador“.

El documento agrega, según TMZ, que “independientemente de su título formal, el Sr. Spears siempre será el padre de la Sra. Spears, siempre la amará incondicionalmente y siempre velará por sus mejores intereses”

Él dice que esencialmente salvó a Britney cuando ella estaba “en crisis, desesperadamente necesitada de ayuda” hace 13 años, y agregó: “No solo estaba sufriendo mental y emocionalmente, sino que también estaba siendo manipulada por depredadores y en apuros económicos. El señor Spears vino al rescate de su hija para protegerla“.

Dice que nunca la ha obligado a hacer nada, incluida la actuación.