El 19 de mayo de 2018, Harry y Meghan Markle se subieron al altar para sellar su historia de amor pese a todas las críticas que siempre han envuelto a esta pareja. Hoy se cumplen seis años de aquella boda real que acaparó la mirada y atención de la prensa internacional.

En la cuenta informativa de Instagram @archewell_sussex_ se compartieron nuevas fotografías de esta unión matrimonial de los duques de Sussex.

A continuación algunos datos de este acontecimiento que marcó un antes y un después en la relación de Harry con la familia real.

  • La boda se efectuó en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.
  • Markle rompió la tradición de llegar al altar en compañía del padre; ella prefirió hacerlo en solitario, y en medio del camino le dio un abrazo al ahora rey Carlos III.
  • En la primera destacó una silla vacía que llamó la atención de más de una. Según informaron los medios internacionales, fue para que no obstaculizara la vista de la reina Isabel II.
  • La novia no tuvo dama de honor junto a ella en el altar.
  • Para la ceremonia Markle lució un vestido elegante y minimalista, diseñado por Clare Waight Keller, entonces directora creativa de Givenchy.
  • Markle usó la Queen Mary Diamond Bandeau Tiara, que fue prestada por la fallecida reina Isabel II. Esta joya le perteneció a la abuela de Isabel II.
  • Por primera vez en la historia la boda fue oficializada por un obispo estadounidense y no por uno británico. Este obispo se ganó la simpatía de los presentes con su carisma.
  • Entre los famosos invitados estuvieron David Beckham, Serena Williams, Priyanka Chopra, Oprah Winfrey, Elton John.
  • Su primer beso público como casados no fue desde el balcón de un palacio, sino en los escalones de la capilla de San Jorge. (I)