El escultor británico Ian Rank-Broadley, de 69 años, fue el encargado de realizar la estatua de la princesa Diana que fue ubicada en el recién rediseñado Sunken Garden en el Palacio de Kensington.

Pero no solo figura de la madre de los príncipes Guillermo y Enrique ha elaborado el escultor. Él también produjo la imagen de la reina Isabel que se encuentra en todas las monedas del Reino Unido y la Commonwealth desde 1998. Además trabajó en una moneda de cinco libras conmemorativa del príncipe Felipe, quien murió en abril de este año.

La conexión de Rank-Broadley con la realeza viene desde 1976, luego de graduarse en la Slade School of Fine Art y ganar el concurso Royal Mint por una efigie de la reina para las monedas británicas de 1997.

A esta competencia también se suma el de diseño de las monedas de la corona por el centenario de la reina madre en 1998, así como la moneda y medalla de la corona del jubileo de oro de la reina en el 2001. Por crear la moneda conmemorativa para las celebraciones del jubileo, el artista recibió el primer Premio Olin-Stones de la Sociedad de Escultores de Retratos en 2003.

Publicidad

En el 2017 fue contactado por Guillermo y Enrique para que se encargara de la estatua de la princesa Diana. “Ian es un escultor extremadamente talentoso y sabemos que creará un tributo apropiado y duradero a nuestra madre”, dijeron los príncipes, según un comunicado conjunto, que fue entregado a www.people.com en esa época.

“Esperamos presentar la estatua, que permitirá a todos los que visiten el Palacio de Kensington recordar y celebrar su vida y su legado”, agregaron los hermanos.

Moneda de 5 libras conmemorativa del duque de Edimburgo y una exposición para celebrar su vida en Reino Unido

El jueves 1 de julio, día en que fue inaugurado el monumento, el escultor que también estuvo presente dijo: “Lo más importante en mi mente era hacer algo por los príncipes, la princesa era una figura muy pública y en muchos aspectos un ícono, pero era la madre de alguien...”.

“En muchos sentidos fue un esfuerzo de colaboración... Describieron a su madre y en muchos sentidos hubo momentos privados que estaban relacionados; uno ciertamente tenía la sensación de que ella era muy divertida y [amaba] hacer bromas”, agregó el artista.

“Hicieron una gran contribución”, añadió sobre William y Harry. “Podría decir que la escultura también les pertenece a ellos, ellos ayudaron a hacerla”.

En su sitio web, www.ianrank-broadley.co.uk, el escultor resalta la importancia de la creación de imágenes. “Ha sido fundamental en mi vida. Desde una edad temprana, la compulsión por renderizar en tres dimensiones ha sido imperativa...”, dijo el artista nacido en Walton-on-Thames, Surrey. (I)