La princesa Isabel de Brabante, heredera al trono de Bélgica, participará en una formación táctica este verano antes de iniciar su instrucción en la Escuela Real Militar, informó este viernes el Palacio Real.

La hija de los reyes Felipe y Matilde de los belgas, primera en la línea de sucesión al trono, seguirá esa formación táctica a partir del 9 de julio en el campamento militar de Lagland en Arlon, al sureste del país, muy cerca de la frontera con Luxemburgo.

Este campamento forma parte de la última fase de formación de los estudiantes de la Escuela Real Militar y sigue a la fase inicial y al campamento de invierno que tuvieron lugar, respectivamente, en septiembre y en enero y febrero pasados en el cuartel militar de Eselnborn (este).

El Palacio Real precisó que durante esta formación, “tanto teórica como práctica”, los alumnos “profundizan sus aptitudes y sus técnicas militares”.

La princesa Isabel, de 18 años, concluyó este curso un bachillerato internacional en el UWC Atlantic College de Gales (Reino Unido).

Está previsto que el próximo 31 de agosto ingrese en la escuela de oficiales creada en 1834 por el rey Leopoldo I y formará parte de la 160 promoción de la misma en ciencias sociales y militares.

La joven heredera, que en principio dedicará un año a su formación militar, se iniciará primero en técnicas de defensa y en los valores castrenses, a lo que se añadirán 5 horas semanales de ejercicio físico, mientras que en la parte académica tendrá un currículo más clásico con clases como matemáticas o ciencias.

La princesa, que ingresará en la escuela en régimen de internado y sin ningún beneficio o trato de favor respecto al resto de estudiantes, según la dirección, no tendrá que someterse a un examen de ingreso y tampoco recibirá remuneración durante su formación, como sí ocurre con el resto de alumnos de la escuela militar. (I)