Dejar un mejor mundo en donde pueda crecer su sobrina, Renata, es la motivación de María José Córdova Abud para participar en el Miss Universo Ecuador, certamen donde representa la provincia del Azuay.

Sin embargo, admite que la decisión de convertirse en reina de belleza a los 22 años significó una ruptura con el plan de vida que su familia y la sociedad en general tienen para una joven de edad.

“Me acabo de graduar como Diseñadora Gráfica, estaba trabajando y me estaba independizando y todo es parte de esa línea que uno sigue en la vida, pero de repente, el querer participar en un concurso de este tipo fue como desafiarla. Mi familia debió preguntarse en qué momento me perdí”, conversó entre risas para este Diario.

Publicidad

“Pero luego, cuando me eligieron, pensaron que si la organización había visto algo en mí, ellos también tenían que verlo”, recordó.

Durante su paso por el Miss Universo Ecuador, María José asegura que se esforzará por transmitir sus rasgos personales, sin dejar de lado la actitud que debe tener una aspirante a la corona.

“Me inspiran Constanza Báez y Virginia Limongi. Amo esa pasarela tan natural de Virginia y, de hecho, destaco mucho esa autenticidad porque en este concurso quiero abrirle mi corazón a los ecuatorianos y vean todo lo que puedo ofrecerles”, agregó.

Publicidad

Entre sus planes, si llega a ser elegida como la triunfadora, está el realizar las gestiones necesarias para que más empresas privadas y públicas briden su apoyo al proyecto ‘carro-quirófano’, ya con varias décadas de funcionamiento, a cargo de la Fundación Cinterandes.

“Además ser su imagen, crear contenido y manejar sus redes sociales. Entonces buscaría hacer mucho más mediática la Fundación porque se necesitan ingresos económicos y que los médicos jóvenes se apasionen y se sumen a esta labor al ver cuántas vidas se pueden salvar alrededor de Ecuador en zonas que no tienen acceso a la salud pública”.

Publicidad

Como parte de sus gustos personales, María José disfruta de series de distintas temáticas, desde Grey’s Anatomy hasta Breaking Bad. Y lo mismo en la música. “Puedo escuchar desde salsa choke hasta electrónica. Incluso, me gusta bailar en mis ratos libres con audífonos porque siente que el bailar libera el alma”.