María Teresa Guerrero se despidió de la televisión en el 2014 para dedicarse por completo al deporte. La expresentadora de En contacto no se muestra arrepentida por la decisión que tomó hace más nueve años, al contrario reafirma que no debía continuar en el matinal.

María Teresa Guerrero se reencuentra con su exesposo Danny Glick y sus dos mascotas: ‘Tienen al mejor papá del mundo’

En una reciente entrevista para el pódcast Suerte cruzada, de Andrés Crespo y Rafael Lecaro, contó que todo pasó luego de su accidente en el 2011. “Hubo un antes y un después. Yo digo, me puedo morir mañana, qué importa la fama, la plata”, recuerda que pensé en ese entonces.

No solo fue su pasión por el deporte que la llevó a tomar esa decisión, también lo hizo porque sentía que su trabajo ya no estaba aportando a la comunidad. “Yo me sentía que le estaba dando nada a la comunidad estando en En contacto, ya no quería ser parte del sistema simplemente por la plata y la fama, porque yo soy atleta, antes de ser presentadora”, comentó. (E)