El político y empresario Rudolph Rudy Giuliani se ha declarado en bancarrota días después de recibir de un juzgado la orden de pagar $ 148 millones en una demanda por difamación. Los demandantes son dos personas que trabajaron en las elecciones presidenciales en el estado de Georgia, en 2020.

Giuliani, de 79 años, jura que tiene $ 153 millones en deudas actuales o potenciales, por concepto de impuestos, dinero que debe a sus abogados y demandas por ejecutarse. La más costosa es la que acaba de recibir. El pago debe ser inmediato.

En las redes sociales son tendencia las frases ‘Giuliani gets wiped’ (aludiendo a que le han ‘limpiado’ los bolsillos) y ‘Giuliani ordered’, especialmente de parte de cuentas creadas en oposición al expresidente Donald J. Trump y sus coidearios.

Publicidad

El abogado recibió la orden de compensar a personas a las que difamó, acusándolas de fraude electoral, en su intento por negar la pérdida de Trump en las elecciones estadounidenses que desencadenaron en el asalto al Capitolio de los Estados Unidos, el 6 de enero de 2021, acontecimiento por el que aún hay procesos judiciales abiertos.

Rudy Giuliani al salir de la corte, el pasado 15 de diciembre, en Washington D. C. Foto: AFP

Los exempleados perjudicados son Ruby Freeman y Shane Moss, quienes trabajaban en el condado de Fulton, Atlanta, al momento de las votaciones. Ellos afirmaron haber sido acosados después de las declaraciones de Giuliani.

Un juez federal sugirió que el exalcalde habría sido deshonesto sobre sus finanzas, y expresó su preocupación de que no cumpla con la sentencia. (I)