Estar frente a una relación que no es aceptada por la sociedad es todo un reto, marcado por altos y bajos que pueden poner en peligro esa unión. Para evitarlo Rombai y Migrantes proponen una fuga romántica con sonidos de cumbia pop en su tema Ke tal si nos escapamos?

“Habla de una relación que no es apoyada por amigos o familias, sino que es de esas relaciones en la que todos te dicen que no, que no es lo que más le conviene. Entonces él le invita a ella a escaparse juntos”, describe Fernando Vázquez, líder de Rombai.

Cuenta que esta colaboración nace luego de la buena química que dejó el remix Si me tomo una cerveza, de Migrantes. “Dijimos que este año tenemos que hacer algo juntos, y como yo estaba haciendo mi álbum le dije para hacer algo divertido, algo alegre, algo con energía y allí fue que nació esta canción”, menciona Vázquez.

El cantante y compositor uruguayo dice que el resultado fue excelente. “Los chicos son un 10, son rebuena onda, son buena gente, son talentosos, me divertí muchísimo haciendo este video con ellos, y tenemos mucha ilusión por ver a la gente bailando el tema y verlos disfrutar”, afirma el intérprete.

Una de las mayores características de Rombai es la energía en cada uno de sus temas, con historias variadas. “Nos gusta darle ese ritmo pegajoso y bailable, a pesar de que muchas veces son historias de desamor, tristes o más profundas”, indica.

Ke tal si nos escapamos? es parte de su disco denominado Positivo, el que realizó durante los momentos más álgidos de la pandemia. “Agrupé algunas canciones mías y dije, les voy a tirar este paquete de energía positiva a todo el mundo. Por lo menos de mi parte quiero que sea un regalo para toda la gente que me sigue, para la gente que me escucha y a quienes llegue, quiero que se contagien de un montón de canciones positivas, que logren disfrutar a las personas que ahora están pasando un mal momento”, expresa con ilusión.

Y es que no quería frenarse a pesar del confinamiento por la pandemia. “Quise hacer música para lanzarla y a mí demostrarme que, a pesar de no estar haciendo shows, de no estar encontrándome con la gente, que es lo que a mí me gusta, de todas maneras había otra forma de estar contentos y motivados en este periodo, compartiendo con la gente por lo menos a nivel digital”, sostiene.

A este disco se sumó una anécdota de vida, un accidente de tránsito un día antes de lanzar el álbum, que en ese momento había dejado afectado la mayoría de su cuerpo. “Yo me había escrito la palabra positivo en la mano izquierda, y en el hospital la única parte más o menos que yo podía mover era la mano izquierda”, cuenta. (E)