Miles de personas que no consiguieron entradas, y otras que sí las tenían, ingresaron de forma violenta en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, donde el cantante puertorriqueño Daddy Yankee daba el primero de los tres conciertos proyectados en esa ciudad.

“Una avalancha de personas”, reportó la agencia EFE, que atestiguó además actos violentos en el exterior del recinto. El coronel de la Policía Rodrigo Ganga aseguró que fueron 4.000 personas, mientras que la productora del evento, Bizarro, dijo que el incidente se originó en el exterior y que la responsabilidad fue de las autoridades. La policía usó de chorros de agua para tratar de contener a la multitud, informó Radio Francia Internacional. Los detenidos fueron tres hombres adultos, “todos con antecedentes”.

El rapero puertorriqueño Daddy Yankee en el Estado Nacional de Santiago, el pasado 27 de septiembre. Foto: AFP

El Servicio Nacional del Consumidor de Chile (Sernac) manifestó que había enviado un oficio a Bizarro por la serie de problemas en el concierto de Daddy Yankee, “entre ellos, zonas que no se respetaron y problemas de seguridad que impidieron ingresar a muchas personas que tenían entradas”.

Publicidad

El Sernac prometió que exigirá información sobre “la cantidad de afectados, la forma y plazo en que se devolverán las entradas a quienes no pudieron ingresar o que lo hicieron pero no accedieron a las áreas correspondientes a lo pagado, así como de eventuales incumplimientos de las localidades ofrecidas previamente”. De acuerdo con ello, tomará medidas.

La entidad también anunció que monitoreará la situación en los conciertos restantes de Daddy Yankee en Chile (el segundo es este miércoles 28 de septiembre), e invitó a los que han comprado entradas a registrar sus reclamos tan pronto como puedan.

Vista general de los asistentes al concierto de Daddy Yankee en Santiago el pasado 27 de septiembre; muchos no alcanzaron a entrar teniendo boletos o no accedieron a las localidades pactadas. Foto: AFP

Mientras tanto, EFE reportó que el subsecretario chileno de Prevención del Delito, Eduardo Vergara, le recordó a la productora Bizarro que muchos de los sucesos se produjeron en el interior del estadio, que estaba bajo plena responsabilidad de ella, y que eso dejó ver su incapacidad.

La delegada presidencial de la Región Metropolitana de Santiago, Constanza Martínez, manifestó: “En relación a los graves desórdenes ocurridos ayer en el Estadio Nacional, hemos sostenido reuniones con Carabineros y dentro de próximas horas con la productora a cargo del evento”.

Publicidad

Martínez afirmó que el origen del problema fueron “guardias sin capacitación adecuada, cierres indebidos y falta de instrucciones a los asistentes”, que fueron en contra de la labor de los carabineros, y que habrá un refuerzo de este grupo en los siguientes espectáculos, pues estos no se cancelarán. (E)