“Si no te callas, una multa lo hará”, “Tu bocina contamina el ambiente”, “No hay que pitar en la luz roja” fueron algunos de los mensajes mostrados en carteles a conductores que circulaban en la avenida Víctor Emilio Estrada, principal arteria que cruza la ciudadela Urdesa central, en el norte de Guayaquil.

Esta exposición se dio como parte de una campaña de concienciación implementada por la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM) para motivar al correcto uso de las bocinas de los vehículos y los daños que provoca la contaminación auditiva.

En esa vía de Urdesa, choferes y transeúntes recibieron folletos con información relacionada a los usos prudenciales del pito y las sanciones que están estipuladas en la urbe por la utilización indebida. En otras arterias de alto tránsito de la ciudad, como las calles Esmeraldas, Rumichaca, Nicasio Safadi, Plaza Dañín y otras, suele evidenciarse el uso indiscriminado de la bocina tanto por conductores de autos particulares como de unidades de servicio urbano.

“Hay conductores que usan la bocina indiscriminadamente y solo debe ser usada en caso de emergencia”, expresó Julio Benavides, conductor, que consideró oportuna esta iniciativa que continuará hasta noviembre próximo en otras zonas de la urbe.

En la intersección de las avenidas Víctor Emilio Estrada y Las Montas, en Urdesa, se entregaron folletos y expusieron carteles sobre las afectaciones y sanciones por exceso de ruido. Foto: Cortesía ATM

María Lorena Apolo, presidenta del directorio de ATM, dijo que esta idea busca generar más concurrencia en espacios públicos para “pacificar” y combatir el ruido. “Para esto realizaremos varios refuerzos en otras avenidas importantes como la Kennedy, donde el tráfico y las bocinas forman un ambiente caótico. Pacificar e implantar una movilidad urbana respetuosa generará mayor seguridad vial para el peatón, el ciclista, los usuarios de transporte público y privado”, mencionó en un comunicado.

La ATM recordó que el uso de la bocina se debe dar en caso de emergencias para prevenir accidentes. Además de ser considerada una infracción de tránsito, en una ordenanza municipal se estipulan incluso sanciones que van de 1 a 5 salarios básicos y en caso de reincidencia se cobra de 5 a 10 salarios básicos.

Según datos de la ATM, en lo que va del año se han emitido 3.170 sanciones.

Legislación

En la reforma de la Ley de Tránsito, en la parte final de disposiciones, se dispuso la eliminación de la sanción de reducción de puntos a la licencia (1,5 ptos.) en caso del artículo 392 del Código Integral Penal. Ese artículo sanciona con multa del 5 % del salario básico unificado a quien use inadecuadamente la bocina u otros dispositivos sonoros. (I)