La Nutella es una deliciosa crema de avellanas y cacao que les gusta a muchos y que la consumen en postres y otras preparaciones.

Debido a la crisis por el coronavirus acceder a este producto no ha sido tan fácil como antes, pero hay la posibilidad de elaborarla en casa y de forma más saludable.

A continuación, los ingredientes y los pasos para llevar a cabo esta receta:

En procesador

Ingredientes

250 gramos de avellanas peladas (tambipen se pueds usar almendras)

Publicidad

½ de taza de cacao en polvo

3 cucharadas de aceite vegetal (puede ser de soya o canola)

1 cucharada de extracto de vainilla

Azúcar morena (o de coco)

Una pizca de sal marina

Una lata pequeña de leche condensada (solo si lo haces en licuadora)

Publicidad

Preparación

- Colocar las avellanas en un sartén caliente y tostarlas. Estas pueden ser sustituidas por almendras fileteadas.

- Las cáscaras de estos frutos secos deben ser retiradas en su totalidad, porque podrían otorgar un sabor amargo a la preparación. Si no se logra comprarlas sin cáscaras, es posible quitarlas haciendo lo siguiente: colocar las avellanas o almendras en agua muy caliente y luego dejarlas remojar un poco, así se ablandará la cubierta y será fácil quitarla con la mano.

- Una vez tostadas se las pone en el procesador de alimentos hasta que vayan soltando su aceite natural. Ir incrementando poco a poco la potencia del procesador. Esto podría tardar unos 10 minutos.

- Luego se coloca el cacao en polvo y se continúa mezclando con una velocidad baja. A continuación se debe agregar una cucharada de azúcar (esto es suficiente si deseas que sea saludable), aunque si lo quieres más dulce puede aumentar la cantidad. También es posible sustituirla por miel.

- Mezclar muy bien todos los ingredientes y finalmente colocar el aceite, la vainilla y la pizca de sal marina, esto último combinarlo con el procesador en alta potencia.

En licuadora

El procedimiento es similar al que se realiza en el procesador, pero cambia el orden en el que se agregan los ingredientes.

- Se empieza licuando las avellanas poco a poco, debido a la dureza de los frutos la licuadora podría trabarse, por lo que es importante ir haciéndolo despacio y deteniendo el proceso para remover la mezcla y seguir licuando.

- A continuación se coloca el aceite, la vainilla, el azúcar, el cacao y se continúa licuando.

- Luego poner una olla a fuego lento e incorporar la mezcla de la licuadora y la leche condensada de una lata pequeña. Se la da la vuelta por máximo tres minutos hasta obtener una consistencia líquida.

- Esperamos que se enfríe y lo ponemos un frasco de vidrio que debemos guardar en el refrigerador. (I)