La celebración navideña ingresa, en buena parte, a través de los ojos. Pero no resulta necesario invertir mucho dinero en ornamentos lujosos para sorprender a los invitados en la cena del 24 de diciembre, ya que finalmente las emociones que se viven en esta fecha reposan mayormente en la unión, el amor y la paz.

Sin embargo, bien podemos lucirnos con estas ideas para agasajar a la familia con una velada que sea, además de cariñosa, visualmente especial.

Vajilla. Las familias suelen tener una vajilla especial que guardan para este tipo de ocasiones, pero con el tiempo comienza a perder piezas debido a que se rompen. Lo negativo es que, para completar, las personas a menudo emplean los platos de otros diseños o, mucho peor, agregan platos de plástico. Así que el primer consejo es: lúzcase con una buena vajilla que permita atender a cada uno de sus invitados. Es mejor elegir piezas que, aunque quizás sean más económicas, luzcan todas iguales. Puede hacer una excepción con los niños pequeños, por obvias razones (no queremos seguir viendo cómo algo se rompe). Por cierto, primero va el plato base (que será el plato plano principal), encima un plato más pequeño (para el primer alimento) y encima el de la entrada. De este modo vamos comiendo y sacando platos.

Cubiertos. Apliquemos la misma regla a la cubertería. Tratemos de que sean del mismo modelo. ¿Cómo va el orden? De afuera hacia adentro siguiendo el orden de uso. A la derecha van los cuchillos (con el lado cortante hacia el plato), la cuchara hacia arriba y la pala para el pescado. A la izquierda ponemos los tenedores (primero el normal y luego el de postre).

Publicidad

Vasos y copas. Coloque un vaso para beber agua y una copa para servir el vino. O un vaso para otro tipo de bebida. Luego es posible retirar uno u otro en función de lo que beban los invitados, pero es importante exhibir todo al inicio. Las copas para el brindis se sacan al final para que no ocupen espacio de forma innecesaria entre la vajilla.

Mantel. El recubrimiento de la mesa ayudará a sentar el tono de todo el decorado. Puede elegir colores suaves que hagan juego con los demás elementos en una mesa convencional. O puede salirse de lo común. Por ejemplo, un sobrio mantel con una tonalidad gris plomo puede recibir brillo con piezas de color blanco o cristal. También puede optar por festivos colores metalizados (dorados, cobrizos, plateados, rosados) en el mantel o los elementos que ponga sobre él.

Centros de mesa. Podemos crear fantásticos adornos de bajo costo al emplear, por ejemplo, coloridas frutas sobre una bandeja acompañada de elementos navideños. O quizás flores con ramas secas, piñas de pino o palitos de canela. ¿Y qué tal esferas navideñas? También se puede colocar un par de recipientes rústicos de madera y, dentro, una decoración llamativa. Busque el contenedor apropiado para dejar volar su imaginación.

Velas. Una mesa bien arreglada puede llenarse de una atmósfera armoniosa a través de velas como una forma de agradecer la presencia de los comensales en esta Navidad. Pero tenga cuidado de que nadie sufra un accidente al quemarse con ellas mientras toma los alimentos. Una luz suave irá mejor con ese ambiente.

Color predominante. El rojo suele imponerse sobre el mantel en estas fiestas, pero no debe ser necesariamente así. El verde, por ejemplo, es una excelente opción que puede salpicarse suavemente a través de plantas, copas de cristales o el mantel, para lo cual se recomienda la prevalencia de tonos suaves.

Individuales. Los almacenes suelen exhibir hermosas opciones con texturas vegetales que suelen venir muy bien para momentos especiales. Incluso hay algunos hechos con madera, que le brindan una apariencia deliciosamente rústica al ambiente.

Sobre el plato. Intente con colocar una servilleta de tela, atada por una cuerda, con algún otro elemento sutil (¿qué tal una ramita con pequeñas hojas?). Todo eso sobre un plato blanco inmaculado lucirá genial. O ubique un original servilletero artesanal con una etiqueta con el nombre para indicar dónde debe sentarse cada invitado. Así todo estará listo para celebrar en esta Nochebuena.

Fuentes: espaciohogar.com, www.elmueble.com, saborgourmet.com.