El sabio arzobispo Federico González Suárez (1844-1917), considerado uno de los más destacados historiadores del Ecuador, solía aconsejar a sus discípulos que leyeran libros de historia del Ecuador para cultivar una amplia cultura que les serviría en todo momento.

Rodolfo Pérez Pimentel tuvo conocimiento de esa recomendación cuando tenía 16 años de edad, en 1956, y la puso en práctica. Así comenzó a nacer su elevada pasión por conocer y registrar todo dato interesante que recopilaba a través de la lectura, primero a través de fichas y, ya en su vida adulta, con la elaboración de cuatro grandes libros (o colecciones de libros) sobre historia, literatura, arte, folklore y antropología del Ecuador.

Esos son los textos que ahora pone a disposición en su nueva página web, rodolfoperezpimentel.com, mucho más completa que la anterior (que ya tenía doce años), y que se encuentra disponible de forma gratuita para la comunidad educativa a partir del 17 de mayo.

Curiosidades, tropiezos y personajes de mi querido Ecuador

Las damas guayaquileñas y sus productos de belleza desde la Colonia

Esas son:

Publicidad

Diccionario biográfico del Ecuador. Contiene 1.500 biografías muy completas de los personajes más relevantes del país. ¿Cómo nació? “En 1982 me sentía cansado de leer en los diarios las notas fúnebres de los personajes célebres, tan faltas de información importante, así que considerando que habían fallecido tres personajes amigos míos: Pedro Saad (político), José María Egas (poeta) y Carlos Zevallos (arqueólogo), elaboré sus biografías con base en mi tarjetero y se las envié a don Francisco Pérez Castro, director de EL UNIVERSO, quien tuvo la amabilidad de sacarlas en el Diario y solicitarme algunas más”.

Ecuador profundo. Abarca 350 crónicas que publicó entre 1968 y 1972 en la parte baja de la primera página del suplemento dominical de EL UNIVERSO. Por esta obra, en 1978 la Municipalidad lo designó cronista vitalicio de Guayaquil. En 1988, Elías Muñoz Vicuña, jefe de Publicaciones de la Universidad de Guayaquil, le solicitó sus originales para editarlos por cuenta de esa institución, ya que había notado que varias escuelas y colegios acostumbraban recortar y pegar tales artículos en las pizarras pedagógicas.

Entonces en 1988 y 1989 aparecieron los cuatro tomos de Ecuador profundo y los primeros tomos del Diccionario. Este último en el 2002 fue declarado por el Ministerio de Educación Mejor Libro del Año, siendo la primera ocasión que se concedía tal premio. Los restantes tomos, hasta el 23 inclusive, siguieron saliendo en la Universidad de Guayaquil hasta el 2005, año en que el libro alcanzó el Premio Nacional de Cultura Eugenio Espejo. El Diccionario además quedó entre las obras finalistas del Gran Premio Internacional Menéndez y Pelayo de la Universidad de Santander, en España. “Ambas publicaciones se agotaron enseguida y merecieron segundas ediciones. Hoy están en prensa las terceras ediciones notablemente aumentadas”.

Libro de misterio. Contiene 93 cuentos parasicológicos ecuatorianos que Pérez Pimentel publicó en 1986 y 1987 en el diario Expreso con historias como Los yuchos, Juanita la Mondonguera, Juanita Calabazas y El negro Canguil. “Cabe aclarar que al graduarme de bachiller mi papá me mandó a viajar por el país durante dos meses, en calidad de premio y merecidas vacaciones, tiempo aprovechado en anotar en la memoria historias e historietas que, al decir de Paulo de Carvalho Neto, no pueden ser menospreciadas pues forman parte del imaginario popular ecuatoriano”.

Archivo biobibliográfico. Conformado por un sinnúmero de tarjetas con datos relevantes sobre personajes, los cuales están menos elaborados que en las biografías, pero que también resultan de relevancia para comprender capítulos importantes del pasado nacional.

Rodolfo Pérez Pimentel tiene planeado seguir sumando contenidos en ese portal que de seguro será una herramienta importante en este año lectivo y en aquellos que están por venir. (I)