Esto es así porque tether —o USDT— es uno de los vehículos financieros que abren la puerta al extenso mundo de las criptodivisas.

Dicho de otra forma, es la llave de paso.

A excepción de las más grandes, como el ether o el bitcóin, las criptomonedas no pueden comprarse con dólares, euros o pesos chilenos directamente, por poner un ejemplo.

En la mayoría de las plataformas los clientes tienen que pasar por una moneda intermedia antes de acceder a cualquier criptodivisa y la más utilizada para ello es el tether.

Publicidad

Según los datos recopilados por la firma de gestión de activos NYDIG, desde 2019 alrededor del 60% de las transacciones de bitcóin pasan primero por USDT.

Si a esto se le suma el resto de criptos que se transfieren, podemos intuir por qué el tether domina el mercado desde su lanzamiento a finales de 2014.

El tether es considerado una "stablecoin" por su paridad con el dólar. Foto: GETTY IMAGES

Su paridad 1 a 1 con el dólar hace que sea muy estable, ya que mantiene un valor fijo o muy cercano a la moneda estadounidense.

Esto contrasta fuertemente con la extrema volatilidad del resto de monedas digitales.

Esa es su principal ventaja y la que la clasifica como stablecoin o criptomoneda estable.

“La idea es que, siempre que lo deseen, los usuarios deberían poder volver a intercambiar sus USDT por dólares sin verse afectados por fluctuaciones de precio como las que suelen darse en las otras criptomonedas gracias a que el precio está virtualmente ‘anclado’ al del dólar”, explican los expertos del banco BBVA.

Publicidad

De ahí que su nombre en las plataformas USDT resulte de unir USD, el símbolo financiero del dólar, con la T, de theter.

En torno al 60% de las operaciones de bitcoines se realizan con 'tethers' Foto: GETTY IMAGES

Tiene una capitalización de mercado —la medida del “tamaño” y popularidad de una criptomoneda, calculada multiplicando el valor actual de la misma por la cantidad disponible— de alrededor de US$ 60.000 millones, según la plataforma de información sobre el precio de monedas digitales CoinGecko.

Como muestra de cuánto se usa en el sistema, su volumen de operaciones del martes fue de más de US$ 162.000 millones, frente a por ejemplo los US$ 65.000 millones del bitcóin.

Y es que, en la medida en que grandes empresas y fondos de inversión adoptan o abren sus puertas a las criptomonedas, su uso se ha extendido entre los inversores minoristas haciendo que el mercado experimente un boom sin precedentes.

La empresa que emite los USDT está comprometida con mantener en su balance el mismo número de dólares en reserva que los tether puestos en circulación.

Esa es la principal diferencia con el resto de monedas digitales: esta moneda sí depende de una entidad centralizada que respalda el valor con activos reales detrás.

Y contrasta con la visión que tuvo el creador del bitcóin, cuyo seudónimo es Satoshi Nakamoto: la criptodivisa se intercambiaría entre usuarios, sin intermediarios ni nadie que controle las operaciones.

Cuello de botella

Pero la función del tether como proveedor de liquidez asemeja a la compañía que emite USDT, Tether Ltd., a un banco central.

Y esto le ha dado muchos usos, pero también le ha dado un “poder desmesurado” del que llevan advirtiendo muchos analistas y expertos en criptomonedas.

Según estos, el uso de tether supone un cuello de botella para todo el mercado.

Y esto podría tener consecuencias no deseadas, como explicó en un extenso informe el analista Josh Younger, un experto del banco de inversión JP Morgan.

“Si surgiera algún problema que pudiera afectar la voluntad o la capacidad de los inversionistas para usar USDT, el resultado más probable sería consecuencias en la liquidez del mercado de criptomonedas que podría verse amplificado por su impacto desproporcionado el trading de alta frecuencia, que dominan los flujos”, afirmó.

'Tether' domina el mercado. Foto: TETHER

Poca transparencia

Otro de los problemas que se achacan a la criptomoneda es la poca transparencia.

Desde sus inicio, Tether Ltd. ha asegurado que mantiene en su reserva el efectivo equivalente a la moneda digital en circulación; esto es, que cuando emite un USDT, coloca un dólar en su balance y, al revés, cuando alguien vende, retira un dólar.

Sin embargo, una indagación llevada a cabo por la Fiscal General de Nueva York demostró que no siempre fue así.

En concreto, dicha fiscalía investigó durante dos años a la plataforma de tether Bitfinex por supuestamente hacer “falsas declaraciones” sobre su respaldo de la divisa virtual y “encubrir” pérdidas masivas.

El proceso legal se zanjó en febrero con un acuerdo millonario, según divulgó la propia fiscalía, en el que los gestores de Bitfinex y Tether se comprometieron a dejar de operar en el estado, pagar una multa de US$ 18,5 millones e “incrementar su transparencia”, aunque “sin admitir ni negar” las alegaciones de fraude de las autoridades.

“Los tethers siempre han estado totalmente respaldados”, insistió de hecho el consejero general de Tether, Stuart Hoegner, en un comunicado.

La minería del bitcóin produce grandes gastos de energía. Foto: GETTY IMAGES

Detallar reservas

Sin embargo, fruto de ese acuerdo con la Fiscalía, la compañía se verá obligada a publicar varias veces su informe de sus reservas, poniendo fin a la negativa de los directivos de someterse a una auditoría independiente en estos años.

Y el primero de los documentos públicos ya disponibles sobre tether reveló que sus reservas en efectivo son las mismas que tenía en 2019 y que no ha seguido el ritmo de emisión, lo que ha hecho sonar de nuevo las alarmas.

Sus tenencias de dólares ascienden a un total de US$ 2.100 millones en distintos activos, lo que supone tan solo un 3,5% de los USDT en circulación.

Por último, el especialista de JP Morgan recuerda que aunque el tether “está inmerso en una transformación de liquidez clásica en la línea de los bancos comerciales tradicionales, no está sujeto al mismo régimen estricto de supervisión y divulgación que esas entidades”.

Y esto continúa siendo un riesgo para quienes participan en el mercado de criptos.