La denominada Casa de Humboldt, en la Reserva Ecológica del Antisana, será restaurada tras 219 años de la visita del renombrado geógrafo, naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt (1769-1859). “La rehabilitación respetuosa y técnica de este inmueble es la muestra fehaciente del alto compromiso del Gobierno alemán frente a temas de importancia nacional y mundial como son el cuidado de la naturaleza, la protección de los páramos con sus fuentes de agua y la conservación de la historia”, indica un comunicado oficial.

Este viernes 6 de agosto se inauguraron los trabajos de rehabilitación de este proyecto que será ejecutado por la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento de Quito (EPMAPS) y el Fondo para la Protección del Agua (FONAG), en cumplimiento del acuerdo firmado el pasado 8 de marzo.

“El mantenimiento de esta estructura es un legado que nos ha dejado la historia. En primer lugar, con la visita de Humboldt y sus trabajos de investigación de hace 200 años. Y en segundo lugar, tras la visita del presidente (de Alemania, Frank-Walter) Steinmeier, quien nos hizo el encargo expreso de encargarnos de esta restauración”, explica el Dr. Philipp Schauer, embajador de Alemania en Ecuador, a través de la misma fuente.

La preocupación primordial, en medio del proceso de recuperación, es la de respetar y cuidar la estructura inicial y sus métodos de construcción originales. Por lo tanto, desde marzo se ha trabajado en consultas técnicas con expertos para garantizar la mejor metodología en el proceso de restauración.

El monto total para la subvención del proyecto es de $ 54.500. El primer abono ya se realizó para el inicio de la obra y en octubre se completará el pago. Se planifica que la ejecución de la obra concluya en diciembre.

Posteriormente, la casa de Humboldt será utilizada para fines educativos relacionados a la historia y a la cultura, así como para la preservación del Parque Nacional Antisana, su flora, su fauna y sus fuentes de agua.

“El compromiso del Gobierno alemán frente a la preservación de los páramos ecuatorianos no inicia ni termina con este proyecto. Una de las carpetas más importantes de la cartera actual del Área de Cooperación es, justamente, la de preservar las fuentes de agua de los páramos”, concluye el boletín. (I)