Una demanda formal por presunta invasión de tierras comunitarias de la nacionalidad épera fue presentada en la Fiscalía de Esmeraldas por Freddy Carrion, Defensor Nacional del Pueblo, y dirigentes de esta etnia, la mañana de este lunes 21.

Salvador Chirimía, representante de la nacionalidad, explicó que un grupo de colonos les estarían arrebatando 17 de las 347 hectáreas que el Vicariato Apostólico adquirió en el 2003 para asentamiento humano y productividad.

Con ello coincidió el obispo de Esmeraldas, Eugenio Arellano, quien acompañó a la delegación indígena que arribó desde el cantón Eloy Alfaro. Dichas tierras fueron legalizadas mediante escrituras del Ministerio de Agricultura, pero al parecer, otras personas realizaron otra documentación similar hace dos años en esta misma institución.

Salomón Hurtado, abogado de esta nacionalidad, recordó que presentaron en la Subsecretaría de Tierras una demanda de nulidad de las nuevas escrituras porque afectaría con la desmembración de tierras a las comunidades Santa Rosa, Bella Aurora y Cayapa Alto, de la parroquia Borbón. En noviembre pasado, esta etnia se levantó en protesta y detuvo a tres personas encontradas talando el bosque.

Carrión dijo que hay elementos de convicción de la presunta invasión de tierras y que aquello es el motivo de la demanda presentada en la Fiscalía y en el MAG de Esmeraldas.

Este lunes el representante de la Defensoría del Pueblo preveía entregar al Cabildo local el informe sobre la emanación de gases tóxicos de la refinería de Esmeraldas.

Desalojo en Muisne

Los comuneros del sitio el León, ubicado entre las parroquias Bolívar y San Gregorio, del cantón Muisne, denunciaron haber sido desalojados de una zona que mantienen en posesión por varios años. "El nombre de nuestra asociación se llama Libertad del Campesino y está anexada a la Federación Nacional de Campesinos (FENOC), dijo uno de sus representantes.

El desalojo se realizó la semana anterior por orden del Intendente Joffre Velasco. (I)