Menos restricciones y el avance en el proceso de vacunación son para los analistas económicos las principales razones por las que hay más de 195.000 afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) entre agosto de 2020 y el mismo mes de 2021.

En agosto del año pasado hubo 3′436.035 afiliados, y en doce meses pasaron a ser 3′631.057, según informó el IESS.

Estos aumentos se reflejan en cuatro segmentos: relación de dependencia, voluntarios, independientes y trabajo no remunerado del hogar.

En la afiliación con relación de dependencia del sector privado pasó de 1′754.251 en agosto de 2020 a 1′832.922 en 2021, esto es, un alza de 78.671 asegurados.

Publicidad

Jorge Calderón, analista económico, sostiene que la vacunación ayudó al primer paso de la reactivación en sectores como turismo y cadena de restaurantes.

IESS registra un incremento de afiliaciones; suma más de tres millones de asegurados en Ecuador

“Es importante la reactivación y significa que el proceso de vacunación genera sus resultados y que la economía pueda retornar su normalidad. La expansión de horarios de atención de muchos tipos de negocios, que ya no tienen tanta restricción, hace que haya nuevos trabajadores, se evidencia la recuperación, aunque no es del todo”, indica.

Con esto concuerda el economista Héctor Delgado, quien también cree que otro signo de recuperación son los avisos de empleo.

“Sí se ve una recuperación del empleo... por el número de avisos; lo importante es que esa recuperación llegue a los niveles de antes del COVID-19, ese debe ser el objetivo. Pero sí hay un poquito más de expectativa del sector comercial. Es muy importante lo de las vacunas y hace que las empresas empiecen a contratar nuevo personal”, explica.

Agrega que otro factor positivo es el consumo. “El hecho de que la gente esté vacunada, salga a las calles y consuma más, esto hace que se reactive y se contrate”, señala.

Más de 200.000 afiliados ha recuperado el IESS en el último año

Delgado destaca el incremento en el segmento independiente, que pasó de 265.683 personas a 277.911, lo que significa 12.228 asegurados adicionales.

Publicidad

El economista menciona que en este grupo se encuentran los profesionales que venden sus servicios o productos y que han logrado su mercado. Por ejemplo, contadores, abogados, entre otros.

Mientras que Calderón considera esencial hacer énfasis en el alza de afiliación voluntaria. Hubo más de 24.000 personas en un año, sumando un total de 199.679 afiliados.

Hay personas que deciden aportar un tiempo para tener acceso a créditos”, dice, y agrega que quizás muchos de los que se desafiliaron ya lograron los recursos necesarios para volver a la Seguridad Social.

Y el segmento del trabajo no remunerado del hogar no se quedó atrás en el incremento. Más 97.000 personas están aseguradas.

Según Calderón, el aumento puede ser a varios factores, como que las personas ya regresaron a la oficina y necesitan a alguien en casa, o ayuda adicional en el domicilio mientras están en teletrabajo.

De acuerdo con la Unión Nacional de Trabajadoras del Hogar, seis de cada ocho mujeres que perdieron su empleo en la pandemia han ido retomando sus actividades, pero varias ya no contaban con afiliación al Seguro Social hasta junio pasado.

En tanto, hubo dos segmentos que decrecieron. Estos son el sector público y el Seguro Social Campesino.

Una de cada cinco trabajadoras domésticas perdió su empleo por la pandemia. En Ecuador la situación fue peor

El sector público decreció 1,76 %: antes había 623.784 afiliados, ahora son 612.831. Esto como parte de la medida de austeridad y optimización del Gobierno.

Y el Seguro Social Campesino bajó en 1,66 %. Calderón sostiene que este impacto sería por cierre de empresas agrícolas o la migración interna.

Para los analistas económicos, el incremento de casi 200.000 afiliados es esencial, pero aseguran que el desafío es mantener ese ritmo.

“Lo importante es que sea sostenida, que se avance con la vacunación hacia los otros segmentos, que termine de inmunizarse y que no exista repunte y otras variantes para que no conlleve los problemas de aforo”, dice Calderón, y agrega que se requiere de estímulos para que las empresas contraten, especialmente a los más jóvenes.

Delgado afirma que el incremento de asegurados debe seguirse analizando y no festejarlo. “Creo que es una señal que va de poco a poco a reactivar la economía; no es algo para festejarlo, pero sí para tomarlo en consideración”, apunta.

Considera que la liquidez que consiga el Gobierno para realizar una inversión adecuada, más una reforma laboral y la viabilización de créditos con tasas bajas de interés, podrían acelerar la reactivación. (I)